Las Chivas andan irreconocibles, pues ya suman tres partidos consecutivos sin perder y dos victorias consecutivas en casa en liga. Es más, no le han hecho goles en el Akron y por ello los chivahermanos al fin pueden soñar con la zona de liguilla, luego de el Rebaño se impusiera 3-0 sobre el Atlético de San Luis.

Los colchoneros mexicanos habían mostrado cosas interesantes en fechas anteriores, pero después de descansar en la fecha anterior mostró su peor versión en el torneo, pero en gran parte porque el Rebaño no le permitió hacer gran cosa. Ricardo Centurión, el controvertido fichaje del San Luis (por aquello de sus indisciplinas), sólo jugó unos cuantos minutos.

El gol de las Chivas llegó a los 15 minutos en una jugada llena de rebotes en los linderos del área, de los cuales sacó ventaja Javier “La Chofis” López, quien encontró espacio en la media luna para conducir y darse la media vuelta para perfilarse para sacar un disparo pegadito al poste del portero Carlos Felipe Rodríguez.

 

“La Chofis” en general ha mostrado este torneo que ha recuperado su nivel futbolístico y en el Akron hasta se dio tiempo de hacer uno que otro lujito.

Oribe Peralta había marcado su primer gol como jugador de Chivas con un cabezazo a los 56 minutos, sin embargo la jugada fue anulada de manera correcta por fuera de lugar.

Pero al final, el segundo gol del Rebaño llegó a los 64 minutos, gracias a un penal sobre el “Pollo” Briseño, el cual fue validado por el VAR. Alan Pulido fue el encargado de ejecutar la pena máxima y lo hizo de forma correcta, aunque para esto tuvo que sacrificar por segunda ocasión el controvertido brinquito.

 

A seis minutos del final Alexis Vega provocó el segundo penal del partido, el cual fue ejecutado ahora por Oswaldo Alanís con un zurdazo potente al costado izquierdo del arquero, que ni vio venir el balón sobre la hora.

 

Chivas suma siete unidades y después de que termine la jornada 4 estará en la Liguilla.

http://instagram.com/sopitasdeportes