Jose de Jesús Corona se ganó los abucheos de su propia afición en el partido contra Morelia, luego de protagonizar un error que facilitó el primer gol en el Estadio Azteca.

A los 16 minutos, Corona le dio por creerse Manuel Neuer o Marc-André ter Stegen al jugar fuera del área. El arquero cementero tenía el balón controlado, pero él solito se complicó al despejar el balón al centro de la cancha y aunque el balón le regresó, despejó cortó con un cabezazo.

El arquero le dejó el esférico a Sebastián Ferreira, quien desde tres cuartos de cancha le pegó de primera al balón, sin dejarlo caer, y clareó al experimentado portero de Cruz Azul.

Este no es el primer error de Corona en las salidas. En el juego contra Pumas, el arquero se precipitó en un despeje, el cual no quedó claro para quién iba y los felinos recuperaron y empataron en los últimos minutos.

Apoyo al Veracruz

Monarcas y Cruz Azul se unieron a la protesta del Veracruz, por lo que dejaron pasar un minuto sin que el balón se moviera. Monarcas puso en marcha el partido con un ligero toque de balón y éste permaneció en el centro del campo.