DeAndre Jordan es bien conocido por su juego defensivo y su poder cerca del aro, pero definitivamente nunca ha sido bueno para los tiros a distancia y lo demostró.

En la dolorosa derrota de Los Angeles Clippers ante los Portland Trail Blazers, donde además se lesionaron Blake Griffin y Chris Paul

, el pívot nos regaló dos de los peores tiros libres que verás en tu vida.

La verdad, a nadie sorprendió lo mal que cobró Jordan, pues en la temporada regular tuvo 471 intentos, pero sólo anotó 187 de ellos.

seguir sopitas deportes