Getty Images

Los Dodgers se ponen a un triunfo de ganar la Serie Mundial ante los Rays

Después de la catástrofe sufrida en el cuarto juego, los Dodgers recuperaron la ventaja en la Serie Mundial frente a los Rays, después de vencerlos 4-2, por lo que se pone a un triunfo de conquistar su primer título en la MLB desde 1988.

La serie se podría terminar el próximo martes, ya que este lunes es de descanso y en caso de un triunfo de los Rays en el sexto juego, el campeón se definirá sí o sí el miércoles.

Los Dodgers se ponen a un triunfo de ganar la Serie Mundial

Getty Images

Esta vez, Dave Roberts no se metió en problemas y dejó en la lomita a Clayton Kershaw, quien lanzó durante poco más de cinco entradas y mandó a Dustin May. Para la octava fue turno del mexicano Víctor González, quien resolvió los tres outs sin mayores complicaciones.

Blake Treinen fue en encargado de cerrar para los Dodgers y cumplió con los últimos tres outs para apuntarse el salvamento, sin drama y sin cierres trágicos.

El triunfo de los Dodgers

Las dos primeras entradas fueron sumamente complicadas para los Rays, pues entraron tres carreras sin respuesta. En general, los estelares de Tampa Bay son maltratados por los angelinos y esta vez fue turno de Tyler Glasnow, a quien Corey Seager le conectó un sencillo a jardín derecho, que fue suficiente para que entrara Mookie Betts.

Después Cody Bellinger le conectó un sencillo en el cuadro y Seager apuntó la segunda carrera de la noche para los Dodgers en la primera escena.

En la segunda Glasnow sólo le echó mirada al jonrón que le conectó Joc Perderson, quien se abrió camino solo para apuntarle el 3-0 a los Dodgers.

 

La tercera fue para los Rays, que se acercaron con un profundo de Yandy Díaz a jardín derecho, con el cual Kevin Kiermaier entró a zona prometida y después Randy Arozarena le ayudó a Díaz con un batazo a jardín derecho.

 

El empate pudo llegar con Manuel Margot, quien por poco se roba la base, pero Kershaw lanzó al catcher y esta vez, sin dejar ir la bola, echó a bajo la travesura de Tampa Bay.

Sin embargo, los Dodgers recuperaron un poco de tranquilidad con el segundo cuadrangular de la noche, obra de Max Muncy.