Eugenio Pizzuto, el mejor jugador de la Selección Mexicana que disputó el pasado Mundial Sub 17, debutó en Primera División en el partido entre Pachuca y León, sin embargo, el juvenil tuvo que salir del terreno de juego después de sufrir una escalofriante fractura que lo llevará al quirófano.

Pizzuto ingresó al terreno de juego a los 58 minutos en lugar de Franco Jara, cuando el partido ya estaba sentenciado a favor de La Fiera 3-0, y al 65 protagonizó una de las escenas más escalofriantes del torneo, pues al alcanzar un balón cerca del medio campo, su pie derecho hizo palanca con el césped después de tocar el esférico.

Mexsport

De inmediato el “Chapo” Montes pidió que se detuviera el partido para que ingresaran las asistencias médicas y la camilla. Rubens Sambueza fue el primer jugador de Pachuca que llegó con el canterano y trató de calmarlo a la vez que le impedía levantar la cabeza para ver la magnitud de su lesión.

A falta de un comunicado oficial por parte de Pachuca, el joven de 17 años de edad habría sufrido una fractura en la parte distal de la tibia y peroné, la cual compromete el tobillo.

La lesión es muy similar a la que sufrió en 2007 Edgar Andrade, otro jugador que disputó el Mundial Sub 17, canterano de Cruz Azul, quien poco después de dos meses volvió a las canchas, luego de que la extremidad fuera reajustada por el médico antes de que el jugador fuera retirado en ambulancia para ser intervenido al prácticamente al instante.