La promesa cumplida de Fernando Gago a su hijo tras volver a jugar ocho meses después

Hay algunos atletas que se ‘bajonean’ tras sufrir una fuerte lesión o que piensan en el retiro definitivo tras conocer el tiempo de recuperación. Este no es el caso de Fernando Gago, futbolista de 33 años que sufrió una lesión que pudo terminar con su carrera pero que luego de 8 meses y por una promesa que le hizo a su hijo, no se dejó caer y volvió a jugar en la victoria de Vélez sobre Newell’s.

Acompáñenme a leer esta historia. Fernando Gago es un gran futbolista argentino que no la pasó nada bien a finales del 2018. En la gran final de la Copa Libertadores que se llevó a cabo en Madrid, el futbolista entró de cambió y casi al finalizar el encuentro sufrió una rotura del Tendón de Aquiles, misma que lo inhabilitó todo este tiempo y donde su carrera corrió peligro.

El ‘Pinita’, como es llamado, pensó en el retiro y es que son 32 años en ese entonces, parecía que el final estaba cerca pero no fue así, ya que su hijo lo motivó para que no cediera ante la lesión y siguiera dentro del futbol, por lo que Gago le habría prometido que muy pronto volvería a la cancha y que su hijo estaría orgulloso de eso.

Pasó el tiempo, los meses corrieron y la evolución de Fernando Gago era muy favorable, pues más allá de que esta era la tercera vez que sufría una lesión de esta gravedad, nunca se dejó caer.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Mi familia ❤

Una publicación compartida por Fernando Gago (@fergago5oficial) el

El domingo 18 de agosto parecía que le iba a cumplir la promesa que le hizo a su hijo, pues ahora ya en las filas de Vélez, entró en la convocatoria y estuvo en el banquillo pero lamentablemente no fue requerido para ese partido donde su equipo perdió 3-1 de visita ante el Lanús.

Ahora, este fin de semana, Gago una vez más entró en los planes de Gabriel Heinze quien le tenía una sorpresa al argentino, pues al minuto 53′ del encuentro, entró de cambio por Gastón Giménez, siendo así su regreso triunfal 258 días después; 8 meses en los que esperó, trabajó e hizo todo para volver a jugar.

Los aficionados lo recibieron con un gran estruendo e incluso así lo despidieron, pues luego de que Vélez ganara por 3-1este encuentro por la jornada 4, le reconocieron el valor.

Sin duda alguna el más feliz de este día fue el hijo de Fernando Gago, pues impulsó a su padre para que no se rindiera y ahora que poco a poco va agarrando ritmo, es factible que siga sumando minutos y pronto se vuelva un referente. Qué gran momento.

http://instagram.com/sopitasdeportes