El día que Gary Lineker jugó golf con Michael Jordan y Samuel L. Jackson

Parece que la euforia por ‘The Last Dance’, el documental que habla sobre la carrera y retiro de Michael Jordan ha despertado gran interés en personajes de todas las disciplinas. Tal es el caso de Gary Lineker, exfutbolista inglés, pues luego de ver el episodio 8 decidió contar una anécdota inédita: el día que jugó golf con la leyenda de los Chicago Bulls y Samuel L. Jackson.

'The Last Dance': 10 puntos del sexto capítulo del documental de Michael Jordan

Getty Images

Fue a través de su cuenta de Twitter donde Gary Lineker decidió contar esta historia y es que todo comenzó con una llamada de su agente, quien le dijo que tuvo contacto con la gente de Michael Jordan y que querían jugar una partida amistosa, por lo que aceptó y quedó de acuerdo para el domingo siguiente. Dos amigos de MJ acompañarían al basquetbolista.

El caso es que llegó el día sábado, uno antes de la partida de golf con Michael Jordan y su agente le vuelve a llamar, diciéndole que ahora ya no sólo sería MJ y dos de sus amigos, sino que había otros 3 invitados y en ellos iba involucrado Samuel L. Jackson, así que Gary Lineker entró en conflicto pues necesitaba a un jugador más para la partida; llamó a otro invitado especial, Queeny.

Llegó el domingo, Gary Lineker llegó al campo de golf a las 8:30 con Queeny y el encargado del club le dijo que todos sus invitados estaban ahí reunidos: Michael Jordan, Samuel L. Jackson y 4 jugadores de los Chicago Bulls. Queeny era fan de las apuestas, según cuenta el exfutbolista, por lo que les lanzó un reto.

“Entonces, Michael, ¿te gustaría apostar… una pequeña apuesta?” y Michael Jordan respondió que sí. Queeny le dijo que cuál era la cifra que le gustaría apostar y Jordan comentó: “Lo que sea que te haga sentir incómodo, hombre”.

Gary Lineker dejó esta historia hasta aquí pero sin duda alguna es un día memorable, no sólo porque conoció a Michael Jordan, sino por todo lo que seguramente pasó a lo largo del día.

No es una sorpresa para nadie el que Michael Jordan era un fiel fanático del golf, las apuestas fueron una parte importante de su vida (aunque le causaron problemas) pero qué buen día ha de haber sido ese, donde convivió con Samuel L. Jackson, sus compañeros de la NBA y Gary Lineker.