Cada vez que el Sevilla presenta a su equipo en la Liga Promises a Ibrahima Sow, los rivales, así como los aficionados se preguntan si realmente el 10 del Sevilla cuenta con 12 años.

El club andaluz tiene entre sus categorías menores a un jugador de origen senegalés, aunque la mayor parte de su vida la ha hecho en España, por lo que habla el idioma sin problema.

Mide 1.75 metros de estatura y que suele superar por casi medio metro a compañeros y rivales. Gana todos los mano a mano con facilidad por su estatura, pero también su fuerza y así ha obtenido 29 goles en su categoría.

 

Así como es capaz de cargar con el peso del equipo, Ibra, como le dicen, también puede cargar a cualquier compañero (o tal vez a dos) por su imponente físico y a diferencia de los porteros de la categoría, él puede alcanzar el travesaño sin necesidad de brincar.

En Sevilla aseguran que el mediocampista no es un cachirul, sino un milagro de la naturaleza y que a sus 12 años es un gigante que hasta hace un año jugaba con el Málaga, sin embargo, su físico impresiona a primera vista, por lo que llamó la atención del Real Madrid y del Sevilla, con el que finalmente fichó.

Su equipo derrotó al Betis y clasificó a las Semifinales contra el Barcelona, equipo en el que milita su ídolo, Ousmane Demebélé, aunque su deseo es debutar en Primera División con el Sevilla.

http://instagram.com/sopitasdeportes