Jamie Collins llegó a Cleveland a mediados de la temporada del 2016 procedente de los New England Patriots y se pensó que le daría estabilidad a la línea defensiva, sin embargo, no entró en los planes para la temporada 2019.

Los Browns, que no contarán con el coach Hue Jackson cortaron a Collins al no cumplir con las expectativas de su rendimiento, pese a que contaba con dos años de contrato, por lo que tendrá que buscar acomodo en otro sitio.

Getty Images

La decisión se toma después de casi una semana de negociaciones entre la franquicia de Cleveland y los agentes del jugador para darle salida al linebacker. John Dorsey, gerente de la franquicia, anunció el fin del acuerdo mediante un comunicado.

“Queremos agradecer a Jamie por sus contribuciones a los Cleveland Browns. Este tipo de decisiones nunca son sencillas. Jamie es un veterano respetado en esta liga, y le deseamos lo mejor para el futuro en su carrera”, publicó.

Collins llegó a Cleveland a cambio de una selección de ronda con New England, sin embargo, el trueque no le salió a los Browns y los aficionados se lo hicieron saber durante la temporada pasada, con constantes críticas en las que la principal queja fue el escaso esfuerzo.

Getty Images

No fueron suficientes los 16 partidos iniciados y las 104 tacleadas que lo convirtieron en el líder de este departamento, aunque también desapareció en varios momentos y en varios partidos, por lo que los Browns consideraron que su accionar no correspondía con su salario.

Para la temporada 2019, el equipo debía pagarle 10.5 millones de dólares y en su último año de contrato la suma incrementaría a 12.5, por lo que comenzó a negociar con sus agentes y dar por terminado el contrato, que deja a Collins como agente libre.

https://instagram.com/sopitasdeportes