La suerte se le terminó a los Tennessee Titans de terminó 35-24 frente a los Kansas City Chiefs, que se coronaron en la AFC y se convirtieron en el primer invitado al Super Bowl, el cual se disputará en Miami el próximo 2 de febrero en Miami.

Los Titans, que llegaron a la Final de la conferencia después de eliminar a los New England Patriots y los Baltimore Ravens, fueron remontados antes de finalizar la primera parte con una escapada de Patrick Mahomes, quien será al hombre a seguir por parte de los Chiefs en el Súper Domingo.

Los Chiefs regresan al Súper Bowl después de 50 años ¡sí, 50 años!, eso es más del doble que la sequía de títulos de Cruz Azul en la Liga MX, sólo para dimensionar la hazaña. La última vez que Kansas peleó por el título de la NFL fue en 1970, cuando venció 23-7 a Minnesota. Antes habían perdido la primera edición del Súper Bowl 35-10 ante los Packers.

Los Titans soñaron con un tercer milagro en el primer cuarto, cuando Greg Joseph pateó para tres puntos y después Derrick Henry se abrió camino por tierra.

Sin embargo, Patrick Mahomes comenzó a gestar el regreso de Kansas con un pase de ocho yardas para Tyreek Hill.

La visita hizo de las suyas de nueva cuenta con un pase de una yarda de Ryan Tannehill a Dennis Kelly para colocar a los Titans 17-7, pero los Chiefs son cosa seria y tomaron vuelo para darle vuelta a la pizarra en sus dos últimas ofensivas del segundo cuarto.

Primero Mahomes conectó con Hill para 20 yardas y recortó la distancia otra vez a sólo tres puntos y cuando el segundo cuarto agonizaba, Mahomes hizo la jugada del partido tras escaparse por tierra y 27 yardas después cruzó la línea de gol, por lo que los Chiefs se fueron a descanso con ventaja 21-17.

Damiel Williams volvió a mover los cartones después de un tercer cuarto en el que no hubo daños. Williams se abrió paso por tierra para el 28-17. Acto seguido, Mahomes lanzó un bombazo de 60 yardas para que Sammy Watkins dejara las cosas prácticamente sentenciadas 35-17.

Pero los Titans tiene orgullo y por ello apretaron el juego en la recta final con 22 yardas de Tannehill para Anthony Firkser que le puso una pisquita de drama al cierre del partido 35-24.