Karsten Warholm, el vallista que cambió su dieta para poder correr la máximo nivel en Tokio 2020 Deportes
Foto: Getty Images

Karsten Warholm, el vallista que cambió su dieta para poder correr la máximo nivel en Tokio 2020

Después de destrozar el récord olímpico, Karsten Warholm es una de las figuras más grandes de Tokio 2020 y bien ganado se lo tiene

Parecía que para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, el trono como máxima figura del atletismo estaba vacía con la ausencia de Usain Bolt, pero desde Noruega llegó un vallista para dejar boquiabiertos a propios, extraños y expertos, Karsten Warholm es su nombre.

A su corta edad (25 años), Karsten Warholm es una de las nuevas figuras del atletismo mundial y lo único que tuvo que hacer fue destrozar el récord mundial y olímpico en los 400 metros con vallas -como si fuera tan fácil hacerlo entre los mortales-.

Karsten Warholm récord olímpico

Foto: Getty Images

De la misma manera en que Usain Bolt destrozó los récords de los 100 metros planos en 2008, todo el mundo puso los ojos y reflectores encima como un nuevo rey, así sucedió con el noruego Warholm, quien tras batir el récord del mundo del deporte se volcó a su rendimiento.


Barcelona 1992 fue el año en que el estadounidense Kevin Young estableció la marca que, hasta el 2 de agosto de 2021, estaba vigente en los 400 metros con vallas. Young hizo un tiempo de 46.78 segundos y nadie se había acercado a tal marca, hasta Karsten Warholm que hizo 45.94 -es de otro mundo-.

El récord mundial también le pertenece a Warholm, fue profeta en su tierra y en los campeonatos mundiales de Oslo -hace poco más de 1 mes- impuso la nueva marca con 46.70 segundos, un verdadero velocista, pero su secreto lo revelaremos a continuación, porque la fórmula está en la dieta.

Karsten Warholm rompió el récord olímpico

Foto: Getty Images

Los cambios alimenticios que hizo Karsten Warholm para mejorar

Como a todos los seres humanos, Karsten Warholm es un fanático de la comida y no duda en decirlo, hasta tiene su “cheat-meal” favorita: “Soy goloso, y en realidad solo quiero comer helado todo el tiempo, pero no puedo hacer eso. Creo que a veces también es importante divertirse“, dijo en entrevista para Insider.

No tiene nada de malo echarse su cono con helado de vez en cuando, bueno, uno no tiene problema porque no compite al más alto nivel, pero para Karsten sí era un problema, ya que esos gustitos podían afectar su peso, su rendimiento y sus posibilidades de medalla.

Tuvo que hacer un cambio en su alimentación, adiós gustos porque los récords no se quiebran solos. Un nutricionista estuvo ayudándolo con sus alimentos y posteriormente el noruego comenzó a preparar su propia comida y de inmediato notó los cambios en su rendimiento.

La nutrición es muy importante para la salud, pero también para construir lo que se quiere construir a través del entrenamiento y la recuperación. Ahora estoy realmente concentrado en hacer las cosas correctas“, huevos, yoguth, leche, un sándwich y carne o pescado son algunas de las comidas que disfruta a lo largo del día.

Karsten Warholm y su gusto por el helado

Foto: Getty Images

El arduo entrenamiento al que se somete

Para poder romper el récord o entrenar para intentarlo, tienes que tener un entrenamiento igual de intenso que tu meta y el de Karsten Warholm no es la excepción: “Cuando entrenamos, hacemos cosas que solo afectan directamente a mi desempeño y no perdemos el tiempo“.

Pero un entrenamiento requiere sacrificio y compromiso, 2 palabras muy presentes en la vida de Warholm, pues hay momentos en que quiere dejarlo todo -como cada uno de nosotros en nuestras labores diarias, es normal- pero tiene un recuerdo en su cabeza y es que tiene el privilegio de ser un atleta olímpico.

Me recuerdo a mí mismo que habrá un momento en el futuro cercano en el que ojalá todo valga la pena. En los días difíciles, todavía me gusta entrenar porque es solo una terapia para mí“, menciona sobre lo que lo motiva a seguir y vino algo mejor para él.

Top Relacionadas
:)