El calcio ofrece mucho que contar sobre la Final de la Copa del Mundo en Alemania 2006. El partido está empatado uno a uno en tiempos extra y acaba de suceder uno de los momentos más impactantes en la historia del futbol… pero prácticamente nadie lo vio.

Zinedine Zidane, uno de los mejores jugadores de todos los tiempos fue expulsado en su último partido como profesional; en el césped Marco Materazzi, a quien todo el Olímpico de Berlín acusó de tirarse hasta que horas más tarde la imagen del cabezazo le dio la vuelta al mundo.

El mismo zaguero italiano declaró en 2007 que aquella noche, al cabo de varios jalones, Zidane le dijo: “Si quieres mi camiseta, te la doy después” y la respuesta de Materazzi fue “prefiero a la puta de tu hermana”.

(En esta nota puedes saber más sobre aquel incidente del 9 de julio de 2006)

El futbol en Italia como un espejo de las ideologías dañinas

El camino de la violencia nunca es la solución y también sabemos que la carrera de Marco Materazzi no se caracterizó por el Fair Play…

En este sentido es interesante analizar cómo el comportamiento del italiano y de muchos de sus compatriotas responde más a una ideología que muchas y muchos de nosotros asociamos con imágenes en blanco y negro, pero que sigue viva en el paisaje de la Italia contemporánea.

Al futbol en Italia se le dice calcio, pero el origen de su nombre no es lo único de lo que te podríamos hablar…

En el episodio de hoy de Las Cosas que da el Futbol te platicamos sobre cómo nuestra amiga Sara Herrera descubrió al vivir en Italia que el tema del nacionalismo, la xenofobia y el fascismo siguen bien presentes hasta en la misma arquitectura de los estadios de futbol.

Un obelisco dedicado a Benito Mussolini le da la bienvenida a miles de personas que visitan el Estadio Olímpico de Roma cada semana. / Twitter: @lesio_ser

Un lenguaje dañino difícil de erradicar

Luis Fernando García, activista y Director Ejecutivo de R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales, nos ayudó a ver el futbol como un lenguaje que además de transmitir cosas cool puede ser un foro para los elementos más tóxicos de la masculinidad, la humillación y hasta la supremacía racial.

La Roma se precia de tener una afición de izquierda, sin embargo, la realidad es que la creación y muchas de las tradiciones de “La Loba” y hasta de la Lazio —un club que siempre ha tenido fama de fascista— tienen su origen en esta ideología.

En los ochenta, los cánticos y los gritos de “mono” empezaron a normalizarse en los partidos de futbol y las explanadas de los estadios construidos o inspirados en la época de Mussolini eran puntos de reunión para grupos de ultraderecha.

Hoy la situación no pinta muy distinta en el campo ni afuera de los estadios de futbol y mientras países como Alemania y España frenaron al nazismo y al franquismo, en Italia parece que aún no hay una vacuna para este “cáncer”.

El calcio ofrece mucho que contar y nosotros mucho por analizar en el episodio que ya puedes escuchar aquí abajo.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook