Deportes

Tutti Frutti: La historia de las mascotas olímpicas

De Cobi a Miraitowa: Los Juegos Olímpicos de Tokio serán para la historia.

¡Tutti Frutti tiene un Newsletter! Además del podcast de todos los lunes, Sopitas escribe un mail que manda todos los jueves donde encontrarás textos como éste. Suscríbete en 3 segundos poniendo tu mail en el cuadro de aquí:



Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 es lo más parecido que encontraremos a Navidad: Todos nos quejamos, decimos odiarlos o nos parecen indiferentes. Pensamos que es una necedad, que solo se celebran por el negocio, que “ya no es como antes”, pero una vez que comienzan TODOS vamos a estar viendo como un puñado de atletas, reescriben los límites del ser humano, conmoviendo a millones e inspirando a tantos más gracias a las emotivas historias que cada cuatro años nos regalan los Juegos Olímpicos.

Además de hablar de las medallas de Simone Biles, del ‘Dream Team’, o preguntarnos quién llenará los espacios que dejan leyendas como Michael Phelps o Usain Bolt, los Juegos Olímpicos se tratan también de las mascotas. Esos entrañables entes que le dan identidad a un espacio y tiempo específico de nuestras vidas. Cobi en 1992, Izzy de Atlanta 1996, y tal vez, los más veteranos, recordarán a Hodori, el tigre de Seúl ‘88 o Misha, el oso de Moscú ‘80.

Pero ¿cuál fue la primera mascota de unos Juegos Olímpicos?

La respuesta es un tanto confusa, pues si bien en México ‘68 se utilizó un jaguar de color rojo para identificar el evento, nunca fue reconocido como una mascota oficial, como las que habría a partir de los Juegos de Olímpicos de invierno de Grenoble 1968.

Grenoble fue la primera mascota olímpica, en los juegos de Grenoble ‘68.

A partir de ahí, han desfilado toda clase de animales y figuras antropomórficas que reflejan los valores y algún mensaje que cada país sede quiera enviar al mundo.

Miraitowa y Someity son las mascotas oficiales de Tokio 2020, dos zorros futuristas.

Miraitowa es la unión de dos palabras japonesas: mirai (futuro) y towa (eternidad) y de acuerdo a sus creadores, está inspirado en un proverbio japonés que dice: “Aprende del pasado y desarrolla nuevas ideas.”

Por su parte, Someity proviene de “someiyoshino”, que es un tipo de cerezo, una de las principales atracciones japonesas y de hecho su color es el del fruto que da este árbol cada primavera.

Miraitowa y Someity. Foto cortesía del Comité Olímpico Internacional.

Pero más allá de las mascotas, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 serán para la historia, no sólo por haberse recorrido de fechas y estar al borde del colapso debido al COVID-19, sino también por que serán los primeros juegos sin aficionados en las tribunas; los juegos de entrar a la Villa Olímpica y conocer la intimidad de los atletas a través de TikTok. Los juegos que de alguna u otra forma, quieren demostrar que, pese a lo difícil que han sido los últimos 18 meses para todos, el espíritu y la resilencia humana es inquebrantable.

Para emocionarnos aún más, les comparto el video que hizo la BBC para promocionar su cobertura de estos Juegos Olímpicos.

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)