Mexsport

Miguel ‘Piojo’ Herrera se lava las manos en el caso de César Ramos: “No es mi problema”

Miguel ‘Piojo’ Herrera, técnico del América, se lavó las manos por el caso del árbitro César Ramos Palazuelos, quien fue supuestamente suspendido para la fecha 15 por discutir con el timonel azulcrema al final del partido contra León, el pasado lunes.

¿Qué pasó con el árbitro?

América fue derrotado por León en el cierre de la jornada 14 y al final del juego tanto el silbante como el estratega se enfrascaron en una discusión, en la cual Herrera reclamaba el hecho de haber sido amonestado. O sea, el ‘Piojo’ le reclamó por haber reclamado.

Cabe recordar que Ramos fue suspendido por no marcarle un penal al América en la final del Apertura 2019 contra Monterrey y de acuerdo con Herrera, el silbante le recordó aquella final.

Mexsport

La discusión fue captada por las cámaras de televisión y ahora el silbante paga las consecuencias, pues no le fue asignado ningún partido para la jornada 15.

¿Qué dijo el ‘Piojo’?

En conferencia de prensa previo al partido del sábado contra Atlas, Herrera fue cuestionado sobre el incidente y aseguró que el hecho de que no hayan asignado al árbitro para este fin de semana, sencillamente no es su bronca.

“Si lo castigaron o no, por lo que dijo, no es problema mío. Fuimos discutiendo y alegando y luego puso cosas que no estaban en contexto, pero eso deben preguntarle a Brizio, no a mí”, declaró el estratega.

“No creo que esté castigado por esa situación. Obviamente son palabras que hace que uno que se caliente y viene la reacción, pero espero que no sea por esa discusión”, declaró el timonel de las Águilas.

Mexsport

La versión de Herrera

Herrera comentó que tras finalizar el partido contra León, antes de que los silbantes se metieran al túnel, Ramos se le acercó para decirle que la amonestación fue porque se la pasaba reclamando (raro en él), pero también aclaró que en ningún momento ni el árbitro ni él se faltaron al respeto.

“Lo que vino a comentarme es que me la pasaba reclamando, le dije que no, que estaba equivocado y solamente pedía los balones más rápido y esperaba el balonero que se quedaba con los dos balones en la mano hasta que le dieran la indicación, fue lo único que le dije y de pronto se le fue el jet y empezó a hablar de otras cosas

“Al final me parece que es una es una plática subida de tono, que no llegó a ninguno a faltarnos el respeto, creo que él se equivoca al traer a colación la final cuando estábamos hablando de otro partido”, indicó.