Mexsport

Nery Castillo revela su pesadilla con el Shakhtar: “No me dejaron ir ni al funeral de mi madre”

Nery castillo reveló parte de la pesadilla que vivió como jugador del Shakhtar en Ucrania, con el que comenzó su debacle en el futbol en 2007, luego de la gran Copa América que hizo con la Selección Mexicana que dirigía Hugo Sánchez.

Para entonces, el delantero vivía un auténtico sueño, pues era la máxima figura del Olympiacos de Grecia, era la joya del Tri y el futuro parecía prometedor con torneos como la Champions League, hasta que el club ucraniano lo compró a billetazos.

Nery, quien actualmente se dedica a la pesca deportiva en Grecia, recordó que después de la Copa América volvió a Grecia para tomar unos días de vacaciones antes de reportar con su club en la pretemporada, sin embargo, a su llegada al aeropuerto encontró a un ucraniano.

“Llego al aeropuerto y un ucraniano me está esperando y comienza a hablarme sobre el dinero y que Shakhtar ha negociado con Olympiacos, todo lo que queda es encontrarse conmigo. Le digo ‘déjame ir amigo, me voy de vacaciones, no me voy de Olympiacos’”, indicó.

Mexsport

El ucraniano lo alcanzó después en Santorini, donde Nery se había trasladado para tomar sus vacaciones y le insistió en que todo estaba arreglado, sólo faltaba la respuesta de él para cerrar el fichaje, pero el atacante volvió a rechazarlo.

Después la directiva del Olympiacos lo llamó para comunicarle que no entraba en los planes del técnico, por lo que fue presionado por su propio equipo, que recibiría a cambio 20 millones de euros, una cifra récord en el futbol ucraniano y que el club helénico no podía rechazar, pues su deseo era quedarse porque su esposa estaba embarazada.

“Olympiacos nunca había ganado tanto dinero de una venta de un jugador, nunca. Y definitivamente querían venderme. Fui presionado para firmar. Solo yo, Petros (presidente del Olympiacos), Ivic (el ucraniano) y mi padre sabemos qué presión recibí. Incluso querían eliminar el porcentaje de la cláusula que tenía en caso de que obtuviera una transferencia”, comentó en entrevista a fosonline.

En Ucrania, Nery vivió los momentos más complicados, tanto como futbolista como persona, pues sus padres murieron en 2009 y el club le impidió viajar a Uruguay, para despedirlos ellos.

“Me fui con un corazón negro, fui a Ucrania psicológicamente mal, luego las cosas empeoraron. Al principio no nos gustó, hacía mucho frío. Y más tarde, mi madre y mi padre murieron en el mismo año, con un mal escenario con el entrenador (Mircea Lucescu) que ni siquiera me dejaba ir al funeral. Fui a Shakhtar y pensaba todos los días cómo volver”, comentó.

Mexsport

Nery bajó su nivel futbolístico a propósito precisamente porque quería salir del Shakthar y aunque lo logró, no volvió a Grecia, pues fue cedido al Manchester City y después al Dnipro. Mi error fue pensar que si no jugaba bien allí, volvería más fácilmente. No vi morir a mi madre, ni siquiera fui al funeral. Cómo jugar en este equipo que desde el principio no quería estar allí”, comentó.