De la mano de Tom Brady, los New England Patriots derrotaron 37-31 a los Kansas City Chiefs para meterse al Super Bowl como campeones de la Conferencia Americana.

La primera serie ofensiva de los Patriots fue verdaderamente imparable. 15 jugadas en las que avanzaron 80 yardas y consumieron más de 8 minutos. Al final con un acarreo de 1 yarda de Sony Michel, se pusieron en ventaja.

Por su parte los Chiefs, no encontraron conexión en toda la primera mitad. Patrick Mahomes tuvo el balón en cuatro ocasiones y en ninguna de ellas, lo pudo llevar a zona roja.

Los siete puntos de Michel seguían siendo la diferencia hasta que Tom Brady lanzó su primer pase de anotación. Fue cuando faltaban sólo segundos para que finalizara el segundo cuarto. Lanzó de 29 yardas para Phillip Dorsett para poner 14 de ventaja.

El arranque del tercer cuarto significó la reacción de Patrick Mahomes. Parecía que sería otra serie de tres y fuera, cuando el mariscal de campo lanzó tremendo pase de 54 yardas para Sammy Watkins, quien recibió en la yarda 12 de los Patriots.

La gran jugada la culminó con otro pase, ahora para Travis Kelce. Fue de 12 yardas y significó su primer pase de anotación en postemporada. Los Patriots respondieron con un gol de campo de Stephen Gotskowski, quien convirtió de 47 yardas.

Los Chiefs estaban dispuestos a remontar. Por eso en su siguiente serie ofensiva volvieron a meterse a zona roja y Mahomes lanzaría su segundo pase de anotación. De 1 yarda encontró a Damien Williams y los locales se pusieron a tan sólo tres puntos de empatar con prácticamente todo el último cuarto por jugar.

La jugada que marcaría el partido fue por parte de los Patriots. Habían logrado llegar el ovoide a la yarda 25 de los Chiefs. Tenían cuarta oportunidad y decidieron jugársela. Les faltaba una yarda para conseguir la primera oportunidad. Lo intentaron con un acarreo de Burkhead pero la defensa de Kansas City ‘se cerró’. No pudo aprovechar Mahomes pero una vez más, la defensa de los locales fue clave al interceptar un pase de Brady en la yarda 22 de los ‘Pats’.

En esta ocasión Patrick sí pudo aprovechar. Conectó con Damien Williams un pase de 22 yardas y los Chiefs ya lo estaban ganando. Aún quedaban más de siete minutos en el reloj para que terminara el partido.

Faltaba más magia de los Patriots. Una vez más Kansas City frenó la ofensiva pero New England decidió jugársela en cuarta. Con el recuerdo fresco de lo que sucedió la última vez que lo intentaron.

Sin embargo en esta ocasión el resultado fue diferente. Les faltaba una yarda para el primero y gol, pero Sony Michel se escapó diez hasta las diagonales. Los Patriots recuperaron la ventaja y le dejaron a Patrick Mahomes un poco más de tres minutos para hacer algo. Y él, lo hizo.

Una serie ofensiva tremendamente rápida terminó dentro de las diagonales. Damien Williams consiguió su tercera anotación del partido con un acarreo de 2 yardas. Faltaban dos minutos y los Chiefs lideraban el marcador por cuatro puntos.

Los Patriots aún tenían algo que luchar y no se rindieron hasta que Burkhead se metiera a las diagonales con un acarreo de 6 yardas. New England tomó la ventaja con sólo 39 segundos en el reloj. Mismos que aprovechó el equipo de Andy Reid para que Harrison Butker empatara el partido.

En tiempo extra, los Patriots tuvieron la primera posesión del encuentro. Sony Michel se metió a las diagonales para anotar y mandar a New England a su tercer Super Bowl de forma consecutiva.