Las alarmas se han vuelto a encender con Neymar y el PSG, pues el brasileño tuvo que abandonar el partido de la Copa de la Liga frente al Estrasburgo en medio de lágrimas, luego de sufrir una lesión en el pie derecho, el mismo que del cual fue operado el año pasado y que puso en duda su participación en el Mundial de Rusia.

El protagonista del #NeymarChallenge, recibió una triple entrada en la que no cayó, pero a consecuencia de ello pisó mal. El brasileño se le fue encima a su oponente para reclamarle la acción, pero pocos después salió del terreno de juego para ser atendido por el cuerpo médico y aunque regresó a la cancha, pidió su cambio y dejó el partido a los 62 minutos.

Neymar fue sustituido por Diaby y el brasileño se fue directamente a los vestidores llorando y con muestras claras de dolor.

 

El año pasado, Neymar sufrió una lesión similar que le provocó una fractura en el quinto metatarsiano y que le impidió jugar en la última parte de la temporada, incluido el juego de vuelta de la Champions League contra el Real Madrid, en los Octavos de Final.

Horas después, el equipo francés publicó que el brasileño sufrió una recaída de la lesión del quinto metatarsiano, por lo que el delantero estará bajo constante observación y “el tratamiento dependerá de la evolución en los próximos días”, por lo que no se descartan opciones terapéuticas.