El defensor argentino Nicolás Otamendi es nuevo jugador del Manchester City por una cifra récord para un defensor. Los Citizenz pagaron al Valencia de España 45 millones de euros más 5 en variables, algo que demuestra que el equipo dirigido por Manuel Pellegrini sigue siendo el club con más capacidad económica en todo el mundo del futbol.

El zaguero central argentino por el que más se había pagado en su oportunidad fue Walter Samuel, el ex Newell’s Old Boys y Boca Juniors que fue adquirido por Real Madrid a la Roma en 23.000.000 de euros en 2004. Tres años después, en 2007, el ex Independiente hoy técnico de Estudiantes de La Plata, Gabriel Milito, pasó de Zaragoza a Barcelona, de España, en 20.000.000 de euros.

Esta confirmación de la transferencia al equipo, que actualmente ocupa el primer escalón de la Premier League, terminó con las especulaciones y rumores que llevaron al público valencianista a silbar a Otamendi porque había manifestado previamente su deseo de ser transferido.

Otamendi viene de dar su mejor año como futbolista profesional pues además de ayudar al Valencia a terminar entre los primeros cuatro de la tabla, es el defensor con más balones robados y también el que más goles anotó la temporada pasada, sin duda alguna, una compra de lujo para el cuadro del City y una baja muy sensible para el Valencia, quien aún tiene 13 días para encontrar un sustituto decente que llene el gran espacio que deja Otamendi.

El defensor de 27 años que ayer fue convocado nuevamente por el técnico del seleccionado argentino, Gerardo Martino, para los amistosos de principio de septiembre en los Estados Unidos ante Bolivia y México, se encontrará en su nuevo equipo que dirige técnicamente el chileno Manuel Pellegrini con sus compatriotas Sergio Aguero, Wilfredo Caballero, Martín Demichelis y Pablo Zabaleta.

Aquí algunas de las razones por las cuales el City pagó tanto por el jugador argentino: