Getty Images

Ya renovó Donnarumma y aquí te contamos toda la novela

Ahora sí el Milan tiene portero para rato. Luego de unas cuantas semanas de dimes y diretes el AC Milan y Gianluigi Donnarumma llegaron a un acuerdo para que el guardameta renovara su contrato. El arreglo entre el club y el jugador fue por cinco años y 6 millones; además de que se especula hay una cláusula de recisión de 50 millones de euros en caso de que Il Diávolo no clasifique a Champions y 100 en caso de que sí llegue a la UCL.

¿Entonces es momento de que todos estén felices no? Pues no. Debido a las formas cómo se dieron las cosas ya hay un sector de la afición Rossoneri que no está para nada contento con el jugador. Por eso les hemos preparado ésta cronología de los hechos.

 Rechazo de la primera oferta

El pasado 15 de junio el Milan informó que Gianluigi Donnarumma había rechazado a través de su agente, Mino Raiola la primera oferta de renovación que le hizo el club. Aquella propuesta al parecer era por cuatro años y cinco millones de dólares por temporada.

El contrato del guardameta vencía en junio del 2018, así que era momento de vender al arquero pues sino ser iría como agente libre el siguiente verano. Marco Fassone, administrador del Milan incluso mencionó que el equipo le había ofrecido un mejor contrato a Donnarumma pero este lo rechazó.

Hemos ofrecido un contrató más importante del que trascendió, el jugador lo ha valorado pero ha preferido no aceptarlo. Ha comunicado que no renovará, concluye así su relación contractual el 30 de junio de 2018. Esta decisión nos amarga pero seguiremos adelante

Tras ello trascendió que el guardameta sería del interés de la Juventus y el Real Madrid. De hecho hasta se especuló de un posible canje por Keylor Navas y un poco de dinero para que así Gigi firmará con los Merengues.

‘Billetazos’

#Donnarumma

Una publicación compartida de PAZZA INTER – DIEGO MILITO 🔵⚫️ (@dm22_inter_1908) el

El 18 de junio pasado durante un partido de la Eurocopa Sub-21 el guardameta vivió un peculiar incidente. Tenía tres días que el arquero había rechazado renovar su contrato y los Tifosi no lo perdonaron. Así que durante un partido entre Italia y Dinamarca le hicieron ver el sentir de los aficionados del Milan.

A Donnarumma le llovieron billetes desde la grada y el jugador tuvo que seguir en el partido como si nada hubiera pasado. Las aficionados lo tacharon de avaro y hasta Arrigo Sachi recordó que a Kaká y a Schevchenko no les fue bien cuando se fueron de Milán por dinero.

‘Dice mi mamá que siempre no’

Getty Images

El 24 de junio trascendió que el guardameta ya habría pensado bien las cosas y mejor sí renovaría. Según lo que publicó la prensa italiana la familia del arquero no estaba contenta con la forma en la que Mino Raiola estaba manejando las cosas y hasta habían pensado en despedirlo.

Ante tal situación Gianluigi Donnarumma estaba pensando en mejor sí quedarse con el Milan y más después de que Vincenzo Montella -entrenador del equipo- habló con el guardameta. La decisión parecía sensata pues pese a los billetazos la gente comprendía que Gigi es un chamaco y además los Rossoneri se están armando como hace años no lo hacían, pero la bomba aún no explotaba.

‘Me hackiaron’

Apenas un día después de que trascendió que el jugador si renovaría, Donnarumma emitió un mensaje en su cuenta de Instagram. En dicha publicación el arquero afirmaba que amaba al AC Milan y que estaba muy agradecido y aseguraba que al volver de la Euro Sub 21 comenzaría las charlas para renovar su contrato.

La publicación fue muy bien recibida por los aficionados de Il Diávolo, Y se asumió que sólo era cuestión de tiempo para que el guardameta extendiera su relación laboral con el Milan. Sin embargo horas más tarde de aquel post, Donnarumma borró la publicación y dijo en su Twitter que lo “habían hackeado”.

Mino Raiola también publicó tuits burlándose de las personas que no aprueban cómo el agente ha manejado las cosas y entonces todo explotó. Los aficionados del Milan empezaron a despotricar contra el guardameta, lo llamaron Dollarumma y la opinión generalizada era que ya mejor se fuera del equipo. Incluso comenzaron los rumores de que a Milán llegarían Mattia Perín, Joe HartWojciech Szczesny.

Fin de la novela

Después de que la imagen pública del guardameta se había dañado de forma increíble y justamente cuando el Milan confirmó a su sexto refuerzo del verano (Hakan Calhanoglu), Gianluigi Donnarumma tomó la decisión de renovar con los Rossoneri por cinco años y seis millones de dólares por temporada.

La noticia fue reportada inicialmente por Sky Sports; lo increíble es que el equipo no anunció la renovación de manera oficial, sino que en su cuenta de Twitter publicaron un enlace con información de La Gazzetta dello Sport en el que se confirmaba la extensión del acuerdo entre Gigi y el club. Fue como si el equipo se deslindara de todo en caso de que Donnarumma cambie de opinión… de nuevo.

El asunto es que pese a que hay un sector de la afición que va la novela de Gianluigi Donnarumma y el AC Milan como las consecuencias de un chamaco mal guiado, hay otra parte que ya no quiere al arquero y entre esos que no lo quieren está el grupo más radical de fanáticos. Ya veremos cómo le va a al arqueo, pero algo es un hecho; Donnarumma se lleva el premio al hombre más indeciso este verano.

Pleca Instagram Sopitas Deportes