Los Packers aprovecharon la ausencia de Patrick Mahomes para derrotar 31-24 a los Kansas City Chiefs en Arrowhead.

Green Bay inició con dinamita pura y apenas en su primera serie ofensiva, se fue adelante en el marcador. Rodgers encontró a Aaron Jones con un pase de 4 yardas para poner ventaja para los visitantes.

La respuesta de los Chiefs la dejó ir Harrison Butker. Tras una excelente posición, iniciando su serie ofensiva en territorio rival, el pateador intentó un gol de campo de 50 yardas pero terminó mandándolo muy cargado a la izquierda.

En contraparte, Green Bay respondió con otros siete puntos. Williams finalizó una gran serie ofensiva con un acarreo de 1 yarda para poner 14 de ventaja, aún dentro del primer cuarto.

Fue hasta el segundo cuarto cuando los Chiefs se pusieron en el marcador, luego de unas peculiares imágenes de Patrick Mahomes ‘practicando’ pases en una sola pierna, recordando que está recuperándose de una lesión en la rodilla.

No podía ser otro que Travis Kelce, pues Matt Moore encontró al receptor de Kansas City con un bombazo de 29 yardas para ponerse a una anotación de empatar.

Terminó siendo otra jugada explosiva la que le dio el empate a los Chiefs. Una vez más Moore encontró a a Hardman para completar una recepción de 40 yardas y dentro del mismo segundo cuarto, el partido ya estaba igualado. Todavía antes de finalizar la primera mitad, Butker le dio la ventaja a los locales con una patada de 28 yardas.

Los Packers lo empataron hasta el cierre del tercer cuarto con un gol de campo de Matt Crosby de 35 yardas, luego de dejar ir la que parecía una anotación clara.

Para el último episodio, Green Bay retomó la ventaja cuando Aaron Rodgers encontró a Jamaaal Williams con un pase de 3 yardas y parecía que retomarían el control del encuentro.

No obstante Matt Moore tenía otra cosa qué decir y cuando parecía que la defensa los había parado, un castigo de uso ilegal de las manos los terminó mandando con primera y gol una vez más para que Dam Williams lo empatara con un acarreo de 3 yardas.

La jugada decisiva llegó con un bombazo típico de Aaron Rodgers, quien encontró con un pase de 67 yardas a Aaron Jones y decretar el triunfo.