Con ganas de que Rusia no se preste al diálogo para resolver el conflicto con Ucrania, en el Parlamento Europeo decidieron calificar al gobierno de Vladimir Putin como promotor del terrorismo. Una acusación grave y gratuita, ya que no tienen ninguna repercusión judicial ni práctica… sólo colocar simbólicamente al kremlin al nivel de organizaciones extremistas. Por cierto, luego de tal designación, la página del Parlamento Europeo fue hackeada. ¿Coincidencia?

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook