La Fecha FIFA recién va iniciando y tal parece que un partidazo podría no jugarse. De acuerdo a la reciente información y videos que se han revelado, un bombardeo de misiles en Israel está poniendo en duda el partido entre Uruguay vs Argentina, pues este se jugaría en este territorio pero tras declararse en estado de emergencia, parece que la posibilidad de suspenderse es muy alta.

Por redes sociales han circulado un sinfín de videos y fotos donde nos deja ver el estado actual en Israel. El territorio está en una zona de crisis donde no hay garantías de seguridad para nadie; ni pobladores, turistas y mucho menos en eventos deportivos de esta magnitud.

El encuentro entre Uruguay vs Argentina está programado para el lunes 18 de noviembre en la ciudad de Tel-Aviv, en Israel, pero recientemente se registró un ataque con 50 misiles desde la Franja de Gaza a distintos puntos del país, por lo que se han declarado en estado de emergencia y hablarían con la Conmebol, así como con los presidentes de las federaciones para platicar sobre este asunto.

Se sabe que ante estos hechos con amenazas terroristas, se suelen suspender los encuentros sin importar los rivales y las selecciones de las que se traten, por lo que habrá que estar atentos a lo que pueda ocurrir.

La preocupación entre los argentinos y uruguayos es muy alta. No quieren exponerse ni poner en riesgo su integridad por lo que ya estarían en conversaciones para suspender el juego en Israel pero ojo, no se suspenderá de forma definitiva sino que se mudaría de sede.

No se tiene de momento alguna alternativa viable para mudar este encuentro pero se trabaja a marchas forzadas para darle solución al problema, pues ante las amenazas en Israel, los ataques con misiles y demás elementos de peligro, se tiene que poner un panorama alterno.

Por su parte y dejando de lado un poco a Argentina y Uruguay, Israel tiene pautado un partido por la clasificación a la Euro 2020 frente a Polonia el próximo sábado 16, pero con sede en Jeruslaén, por lo que ese cotejo no sería un problema en cuanto a la seguridad ya que los ataques con misiles se encuentran en una distancia considerable.