Deportes
Getty Images

Porteros legendarios: René Higuita, un fuera de serie que salió de la cárcel regateando

René Higuita fue encarcelado en 1993 por participar en un secuestro, se perdió el Mundial de 1994, pero al salir hizo sus más grandes ocuras

Hablar del futbol colombiano obliga a hacer una escala forzosa en el capítulo del portero René Higuita, quien acompañó su talento dentro y fuera de la portería con una cargada dosis de polémica.

Debutó a los 19 años con Millonarios, con el que compartió entrenamientos con el veterano Alberto Vivalda, de quien copió su jugada más célebre. Higuita solía tomar el balón con las manos, correr con él y soltarlo justo antes de salir del área para jugarlo con los pies y quitarse a un par de rivales con regates, antes de cederlo a algún compañero.

El buen manejo del balón con los pies se debe a que era delantero y goleador. “Fui a un torneo de mi equipo como goleador, pero faltó el arquero. Me colocaron de portero, me fue bien y ahí me quedé”.


Mundiales

Higuita disputó sólo el Mundial de 1990, en Italia, al que llegó como una de las figuras a seguir y se fue como el principal villano de su Selección, en el partido de la primera fase eliminatoria, contra Camerún, después de salir jugado con los pies fuera del área, sin embargo, Roger Milla le robó el balón y encontró el arco prácticamente vacío para consumar el triunfo africano.

Higuita era el portero elegido para el Mundial de Estados Unidos 1994, sin embargo no asistió debido a que en 1993 pasó más de seis meses en prisión presuntamente por haberse involucrado en un secuestro. En ese mismo año, 1993, aceptó su amistad con el narcotraficante Pablo Escobar, a quien visitaba en la cárcel.

Su mejor gol

Sin embargo, a pesar de ser portero, Higuita convirtió un total de 43 goles a lo largo de su carrera, pues su buen golpeo de balón lo convertían en una garantía en los penales y una muy buena opción para los tiros libres.

Él considera que el mejor gol que hizo fue en la Copa Libertadores de 1995, como portero del Atlético Nacional, con el que ejecutó un tiro libre ante River Plate, que en aquel entonces tenía como arquero a Germán Burgos y la narración es una locura.

El escorpión

El capítulo dorado para Higuita, sin duda, es el escorpión de 1995 en Wembley, contra Inglaterra. Durante muchos años, el colombiano sostuvo que había hecho la jugada sin saber que se había marcado fuera de lugar, aunque en una entrevista en 2019 aceptó, que sí se había dado cuenta del fuera de juego, por lo que tal vez no habría hecho una jugada tan arriesgada. “Lo tiré porque pensé que habían cobrado offside”.

La jugada, asegura, surgió un comercial en el que salía con algunos niños y en él tenía que hacer diferentes jugadas: Atajadas, tiros libres y algo más.

Surgió de una publicidad con un niño. Me dicen: ‘Juegue’; y lo que se me viene en el momento es una chalaca (chilena) al revés. Yo tenía que salir con algo diferente y mucho mejor que lo que hizo el niño. Nunca la había practicado antes”, indicó a El Debate.

Bonus: Curiosidades de Higuita

-Vio a Cruz Azul campeón, pues jugó en México para Veracruz en el Invierno 1997, en el cual disputó 14 partidos. En el Verano 98 sólo jugó un encuentro, pues regresó a Colombia.

-Por su estilo de juego, la FIFA impidió a los porteros recoger el balón con las manos cuando un compañero le daba el balón con el pie. La ley sigue vigente y se conoce como “Ley Higuita”.

-Golpeó en el ojo al comentarista deportivo César Augusto Lodoño en un aeropuerto ¿Te suena esto al caso Martinoli-Herrera? La agresión se debió a que el periodista le preguntó algo sobre Escobar, aunque también se cree que René lo hizo por comentarios del analista en televisión que no le gustaron al arquero.

Top Relacionadas
:)