El deporte de Rusia trae una fiesta bien buena y podría ser suspendido por un nuevo escándalo en el tema antidopaje, a tal grado que la RUSADA ha pedido la intervención del presidente Vladimir Putin.

Yuri Ganus, director de la RUSADA, mandó un escrito al presidente ruso para que intervenga y se evite una suspensión del deporte ruso: “Expreso mi inquietud no tanto por la probable pérdida del estatus por parte de la RUSADA, sino por las consecuencias del incumplimiento de las condiciones para su rehabilitación en virtud del código mundial antidopaje”.

Jajaja, suena bien chistoso RUSADA ¿pero qué es?

Se trata de la Agencia Antidopaje Rusa, que por sus siglas en inglés se conoce como RUSADA y hace poco fue visitada por un comité de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) para checar el correcto funcionamiento del laboratorio, sin embargo los expertos no tuvieron acceso a todas las instalaciones, lo que ha levantado sospechas sobre las muestras de los deportistas que ahí se resguardan. 

Ganus denunció que en tres meses no han entregado datos sobre pruebas antidopaje almacenadas en el laboratorio, mismas que pertenecen no sólo a la RUSADA, sino al Comité Olímpico Internacional y a la diferentes federaciones.

“Nos guste o no, los obstáculos al análisis de los materiales en el Laboratorio de Moscú demuestran que hay personas interesadas en obstruir la investigación y la entrega de datos y pruebas“, explicó Ganus.

Las posibles consecuencias

De no encontrar libertad absoluta para explorar el laboratorio de Moscú, los deportistas rusos podrían ser apartados de todas las competencias internacionales y Rusia quedaría vetado para realizar torneos en su territorio, ni participar en la dirección de las federaciones.

En pocas palabras, el deporte ruso podría quedar aislado a menos de dos años de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. “Nos encontramos al borde del precipicio y yo le pido que defienda el presente y el futuro de nuestro deporte limpio, la actual y la futura generación de deportistas”, enfatizó el responsable de la RUSADA.

Getty Images

La AMA, de acuerdo a algunos reportes, enviaría de nueva cuenta a sus representantes al laboratorio y para esta visita se debe garantizar el acceso total a las pruebas antidopaje para ser examinadas y en caso de sospechas extraordinarias, reexaminadas antes del 30 de junio de 2019, de lo contrario el deporte ruso deberá atenerse a las consecuencias.