Si creían que en Concacaf y o en la Copa Africana de Naciones se improvisa de lo lindo, se equivocan. También en la Conmebol pasan cosas en plenos partidos oficiales y eliminatorias rumbo a los Mundiales, y los protagonistas fueron los abanderados del partido entre Chile y Argentina.

Fabricio Vilarinho y Rodrigo Correa, de Brasil, fueron los jueces de línea en dicho partido y se rifaron al improvisar unos banderines hechos con un palo y un chaleco vial cada uno. Así marcaron los saques de banda, fuera de lugar, saque de meta, cambios, etc, etc.

 

Sanción a los abanderados

Claro que esto no pasó desapercibido y la Conmebol aplicó una dura sanción a los dos jueces de línea que explotaron su imaginación y creatividad para llevar a cabo el partido. La sanción consiste en una suspensión de cuatro meses, lapso en el que no podrán participar en ningún tipo de competencia de la Conmebol.

La Conmebol indicó que los dos abanderados han incumplido en las funciones otorgadas no llevando los implementos básicos para realizar sus labores (banderines) poniendo en riesgo el normal desarrollo del partido”, tsssss.

La dura sanción a los abanderados del Chile vs Argentina que armaron banderines con chalecos viales
Getty images

¿Y qué pasó con los banderines, dónde quedaron o qué?

Resulta que todo funcionó bien con la llegada del cuerpo arbitral al hotel de concentración, pero la cosa es que a los dos abanderados se les olvidó el banderín en el hotel a la hora de salir rumbo al estadio.

Al llegar el inmueble se dieron cuenta que no habían empacado los banderines y como llegaron con el tiempo justo, ya no pudieron hacer otra cosa, como comprar otros banderines… tal cual como cuando te acordabas que debías llevar una cartulina o un mapa a la escuela, a las 11 de la noche.

Sergio Ramírez es periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, con más de 10 años de experiencia en medios de comunicación. Ha trabajado en Diario Estadio, La Razón de...

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook