La Selección Mexicana de futbol varonil aprendió la lección de las Semifinales, en la que fue superado por Honduras, y supo aguantar a los uruguayos para quedarse con la medalla de bronce, luego de imponerse por la mínima diferencia.

El único gol del partido fue obra de Paolo Yrizar, quien marcó en los primeros instantes del encuentro, gracias a un error de la defensa de Uruguay, que la abrió el camino para encarar al portero, a quien venció con un disparo raso entre las piernas.

 

El jugador del Querétaro puso las cosas a favor para México, que terminó pidiendo la hora en los últimos minutos, pero a diferencia del juego contra Honduras, que sacó el empate al último y después ganó en penales, los pupilos de Jaime Lozano fueron ordenados y en la última zona y con un par de aves marías pudo aguantar a los sudamericanos.

Esto no compromete la participación del Tri en los Juegos Olímpicos, pues el boleto se pelea en el torneo preolímpico de la Concacaf, al que se espera que puedan ir elementos de mayor jerarquía, como el arquero del Veracruz, Sebastián Jurado o incluso los hermanos Lainez.

http://instagram.com/sopitasdeportes