Triatleta austriaca sobrevivió a secuestro: “Desperté desnuda y atada a una silla”

Nathalie Birli, una triatleta de 27 años de edad, se llevó el susto de su vida a poco más de tres meses de haber dado a luz, luego de sufrir un secuestro mientras entrenaba. Su desaparición fue reportada por su pareja cerca de las 17:00 horas del martes 23 de julio, luego de ser derribada de su bicicleta por una furgoneta roja.

La triatleta profesional aseguró, según Daily Mail, que después de ser derribada, el hombre que conducía la camioneta la golpeó con un trozo de madera. Resultó con un brazo roto y una herida en la cabeza antes de que el agresor la subiera a la furgoneta, ya con las manos atacadas con cinta.

“Me tiró al asiento trasero. Quedé inconsciente un tiempo y cuando desperté estaba desnuda y atada a una silla. El hombre me dijo: Si haces lo que quiero, mañana serás libre”, compartió la deportista.

 

Su agresor la mantuvo amenazada con un cuchillo y de acuerdo con la versión de Birtli la obligó a beber alcohol, intento asfixiarla y después la metió en una tina con agua fría donde quiso ahogarla.

Fue hasta las 21:00 horas cuando su pareja dio parte a las autoridades y al menos una decena de ciclistas comenzaron una intensa búsqueda, sin embargo, a la media noche ella ya estaba en casa después de haber persuadido a su agresor tras elogiar las orquídeas que tenía en su jardín.

“Dijo que era jardinero y me contó sobre su vida: su padre había muerto, su madre era alcohólica y su novia lo había engañado. Le hice una sugerencia después: Digamos que fue un accidente y ahora me puede dejar ir’”, narró la atleta y el agresor accedió, de modo que no sólo la liberó, sino que la fue a dejar hasta su casa con todo y bicicleta.

 

Pese al acuerdo, el presunto agresor, de 33 años de edad, fue detenido por la policía, que dio con su domicilio gracias a que la bicicleta de Birli cuenta con gps. 

http://instagram.com/sopitasdeportes