Cine

El actor que interpretó a Jar Jar Binks y su oscuro pasado en Star Wars

Todos los fans de Star Wars saben quién es Jar Jar Binks y están conscientes de las críticas que el personaje ha recibido a lo largo de los años. Eso ya es casi normal para muchos, pero está claro que nunca se preguntaron lo que ocurría del otro lado de toda esa burla y abucheo. Solamente el actor Ahmed Best conoce esa parte oscura de la historia y lo difícil que fue cargar con el legado de su papel.

Han pasado 20 años desde que Star Wars Episode I: The Phantom Menace se estrenó en todo el mundo, así que Best se tomó un momento para reflexionar acerca de su experiencia con el odiado personaje y uno de los momentos más duros de su vida. De hecho, en una publicación de Twitter que hizo el pasado julio, el actor hablo del lugar en el que estuvo a punto de acabar con su vida.

Ahmed tenía 25 años y vivía en Nueva York cuando trabajó en The Phantom Menace. Por ese entonces, se sentía muy orgulloso de poder formar parte de una de las sagas más famosas de la ciencia ficción, así que estaba muy entusiasmado por conocer el resultado de su esfuerzo. Después de todo, la razón de la existencia de Jar Jar en Star Wars era la de simpatizar con los niños.

La película llegó a los cines, pero la comunidad de fans de la franquicia no estaba contenta con lo que había visto. Muchas personas se quejaron de los detalles nuevos introducidos a la saga, pero los más clavados pensaron que el factor clave de su decepción con la cinta fue, por alguna razón, Jar Jar Binks.

No se sabe con exactitud en qué punto de esta historia, las críticas comunes se tornaron en comentarios de violencia y racismo; de repente las personas se tomaron las cosas de manera muy personal contra Ahmed y eso lo afectó fuertemente a nivel emocional. Fue en esos momentos en que el actor contempló brevemente la idea de suicidarse.

“Estaba solo y la depresión me afectó de forma intensa”, dijo Best. “Estaba roto. La única cosa en la que podría pensar para sentirme mejor era caminar a lo largo del puente de Brooklyn. Pero en aquel momento, cuando caminaba por el puente, no veía las luces de Manhattan. No veía las torres o el potencial del trabajo duro o el ingenio. No veía nada. Solo veía una niebla. Estaba cansado de tener que explicarme. Estaba cansado de tener que defenderme y defender mi trabajo. Estaba cansado de tener que pelear contra el racismo y los estereotipos raciales. Solo quería interpretar un papel”.

Afortunadamente, Best reunió las fuerzas para atravesar esa difícil situación y pudo superar la depresión y el oscuro legado de su trabajo. Ahora ha tomado la resolución de compartir su experiencia con el público y eso es lo que nos llevó a hablar de esa pequeña pero importante parte de su historia, ya que el acoso a los actores por parte de ciertos fans de Star Wars es una situación que existe hoy en día.

Comentarios