La participación de Yalitza Aparicio en ROMA de Alfonso Cuarón, le dio fama y  atención mediática a nivel mundial. Desde el estreno de la cinta en 2018, Yalitza tomó cierta relevancia hasta convertirse en una de las más grandes representantes de México dentro de la industria, por no decir la primera indígena en llegar como nominada a los premios de la Academia.

Sin embargo, no es la única que ha llegado alto dentro del mundo del cine. Mayra Sérbulo, también oriunda de Oaxaca, ha aparecido en grandes producciones internacionales como La mexicana de Gore Verbinski de 2001 junto a Brad Pitt y Julia Roberts o Apocalypto de Mel Gibson en 2006, entre otras producciones. Junto a ellas también se encuentra Ángeles Cruz, una talentosa directora y actriz de Tlaxiaco, Oaxaca, misma comunidad de Yalitza.

Ángeles Cruz en ‘Tamara y la catarina’.

Ángeles Cruz lleva años dentro de la industria del teatro, televisión y cine en México. Estudió la licenciatura en actuación en la Escuela De Arte Teatral del INBA. En 1994, fue nominada por la Academia Sueca como mejor actriz en 2014 y recibió en 2013 la Diosa de Plata y un Ariel por su primer trabajo como directora.

Ha aparecido en series como Lo que callamos las mujeres y Capadocia, pero con un mayor repertorio fílmico que registra filmes como La hija del puma de Åsa Faringer y Ulf Hultberg de 1994; Aro Tolbukhin de 2002; El violín de Francisco Vargas en 2005; La niña de David Riker de 2012; Tamara y la catarina de Lucía Carreras de 2016; y más. Como mencionamos, también se ha puesto detrás de la cámara con el cortometraje La carta, Arcángel y La tiricia o de cómo curar la tristeza, el cual se llevó La Palmita EFM del Tour de Cine Francés sobre la costumbre del abuso y la tradición de pasarlo de generación en generación entre mujeres.

‘La tiricia o cómo curar la tristeza’ de Ángeles Cruz.

Y ahora, arranca con su primer largometraje titulado Nudo mixteco, una película que hablará sobre la sexualidad de las mujeres indígenas y cómo experimentan el placer dentro de sus comunidades cerradas a las ideas de esta época. Nudo mixteco anunció su producción en 2017 con Dolores Heredia y Noé Hernández en el papel protagónico. El discurso de esta cinta se espera real considerando que Ángeles, quien también sirvió de guionista, pertenece a ese espectro en el que las mujeres son consideradas como parte de un proceso reproductivo y un individuo capaz de experimentar el amor y el placer.

En Nudo mixteco se cruzan tres historias distintas de tres mujeres muy distintas que comparten el mismo punto de partida: cómo experimentan la libertad. Todo comenzó con la idea de migración, de cuando una mujer sale de su pueblo para llegar a la ciudad, sin hallarse, al final, en ninguna de las dos. Sin embargo, toda la premisa cambió hacia la sexualidad de las indígenas y la conversación que aún no se da sobre el tema.

ROMA fue alabada en el mundo no sólo por sus cualidades como la fotografía y el sonido, sino por la presentación sin intención del fenómeno migratorio y la división de clases. Quizá sea momento de prestar atención a otros proyectos fílmicos nacionales que aborden temáticas importantes para el análisis de la sociedad mexicana en sus distintas formas como lo hace Nudo mixteco.

Algunos de los trabajos de Ángeles Cruz están disponibles en FilminLatino.