Bien dicen que el futuro es hoy. Aunque siempre habíamos deseado vivir como los ‘Supersónicos’, nunca habíamos estado tan cerca de ello, al menos hasta ahora. Y es que la Fundación Wathawey, lleva tiempo diseñando y construyendo la Estación Espacial Von Braun,  la cual funcionará como el primer hotel espacial en órbita donde todo aquél que pueda cubrir la tarifa por noche, será más que bienvenido.

Lo mejor, es que no faltará mucho para que el proyecto, que contará con gravedad y será atendido por robots y drones, se haga realidad. Recientemente anunciaron que el la fecha de inauguración será en el 2025, el tiempo suficiente para ir engordando la alcancía.

Así será el primer hotel espacial en órbita

¿Quién quiere ir a la Luna, si podemos dormir junto a las estrellas? El objetivo de la fundación es abrir las puertas al público en general y sea accesible para toda la humanidad, nadando contra corriente para evitar que los viajes al  espacio sigan siendo exclusivos para investigadores y astronautas. “Eventualmente, ir al espacio será otra opción que las personas elegirán para sus vacaciones, como ir de crucero o ir a Disney World”, señala Tim Alatorre, arquitecto de diseño senior del primer hotel espacial.

La estación Von Braun, será giratoria, diseñada para producir niveles variables de gravedad artificial al aumentar o disminuir la velocidad de rotación. Por lo que menos se preocupa la fundación, es por la tenacidad, aún no se completa ni el 50% del proyecto, pero ya tienen un estimado de ocupación. Ni más ni menos que 100 huéspedes por semana.

Así será el primer hotel espacial en órbita

Ahora sí que será un viaje de otro mundo. Como si estar en órbita no fuera suficiente, dentro de las comodidades que el primer hotel espacial ofrece estarán un módulo de ensamblaje, otro módulo para la cocina, restaurantes y bares y aunque no lo crean, la organización está planeado vender módulos de propiedad privada, que funcionarían como si fueran tiempos compartidos en villas u hoteles.

Así será el primer hotel espacial en órbita

“Debido a que los costos generales siguen siendo tan altos, la mayoría de la gente asume que el turismo espacial solo estará disponible para los súper ricos, y aunque esto será cierto durante los primeros años, la Fundación Gateway tiene el objetivo de hacer que los viajes espaciales estén abiertos a todos.”, señala el portal de la fundación.

¡Ah, pero eso sí! Los desarrolladores del primer hotel espacial recomiendan estar a bordo por tiempos cortos, ya que de lo contrario, podía pasar lo mismo que con el astronauta Scott Kelly, quien permaneció un año en la Estación Espacial Internacional y al regresar a Tierra sufrió varias alteraciones a su cuerpo que le costaron meses de dolor.