Si le preguntas a un mexicano qué prefiere entre un superhéroe del océano o un saiyajin, ni siquiera la piensa dos veces: de forma inmediata responderá que la segunda. Y no lo decimos nosotros, sino los número en taquilla en el país del pasado fin de semana que puso la cinta Dragon Ball Super: Broly muy por encima de Aquaman, la cual se colocó desde su estreno en el primer lugar.

Estos números tienen su razón de ser. Desde que se anunció la producción del anime Dragon Ball Super: Broly, las expectativas crecieron de forma significativa alrededor del mundo, sobre todo conforme se revelaron detalles de la historia en los que descubrimos que esta cinta basaría su premisa en el pasado de Gokú y muchos otros elementos como el rey Vegeta, su trabajo con Freezer, las aventuras de Broly, la presencia de Ginyu, Zarbon y muchos otros personajes.

Dragon Ball Super: Broly, de acuerdo con la sinopsis, nos presenta el destino de tres saiyajines. Después de que es destruido el planeta Vegeta, estos tres personajes deambulan en el universo hasta encontrar un hogar. Dos de ellos llegan al planeta Tierra mientras uno se queda fuera acumulando poder y sed de venganza. De este modo, Gokú y Vegeta, sobrevivientes de la raza saiyajin, deben enfrentar la llegada de Broly y su inmenso poder.

Desde su estreno en Japón, donde se convirtió en la película más exitosa de la franquicia, Dragon Ball Super: Broly fue todo un éxito que incrementó con su llegada a otros países; sin embargo, ninguna región recibió el filme de la misma forma que lo hizo Latinoamérica, en específico México. En los países latinoamericanos, la película recaudó poco más de 20 millones de dólares, sumando un total de 54 millones en todo el mundo. Ahora bien. De esos 20, 6.5 millones fueron aportación mexicana…

‘Dragon Ball Super: Broly’ fue la película más vista en México el fin de semana

‘Dragon Ball Super: Broly’.

De acuerdo con Exhibitor Relations Co., Dragon Ball Super: Broly recaudó en México 41 por ciento más que Ralph Breaks The Internet. Quizá el éxito de esta cinta se deba, en gran medida, a que la película fue doblada con las voces originales de Raúl García (Vegeta), Mario Castañeda (Gokú), Gerardo Reyero (Freezer) y más, quienes interpretaron estos personajes en la década de los 90. Dragon Ball Super: Broly llegó al país el pasado 11 de enero después del estreno de Dragon Ball Super en 2016, La resurrección de Freezer en 2015 y Dragon Ball Z: La batalla de los dioses en 2013.