Pinterest

Este es el segundo diamante más grande del mundo

¿Quién dice que la joyería nunca se lleva con el deporte? Aprovechando que el Abierto de tenis de Australia está a todo lo que da, coincidiendo con la semana de la moda en París,  la casa LVMH, presentó su última adquisición, una reluciente piedra de carbono puro cristalizado, del tamaño de una pelota, ni más ni menos, que el segundo diamante más grande del mundo, no obstante, como dice el conocido refrán, no todo lo que brilla es oro.

La piedra preciosa hallada en abril del 2019 en una mina de Karowe, Bostuana, en África, que ahora se exhibe en la boutique de la Plaza Vendome en París, atrae a propios y a extraños por su singular belleza, mil 758 quilates predominan en el mineral del tamaño de una bola de tenis. Aunque Vuitton ha preferido mantener en secreto cuánto pagó por ser el dueño exclusivo de la pieza, evidentemente se estima que se trata de una cantidad exorbitante, sobre todo por su inusual tamaño.

Este es el segundo diamante más grande del mundo

Twitter:@Yemennow

La minera ‘Lucara Diamond Corp’, responsable de hallar y desenterrar la piedra en bruto, asegura que en años anteriores, hallaron el diamante ‘Lededi La Rona’, de mil 109 quilates, el cual fue vendido en 2015 por 47 millones de euros. Así que si tomamos en cuenta, que el diamante “Sewelo”, como  fue bautizado por  la mina, es el segundo diamante más grande del mundo, solo por detrás del ‘Cullinan’ de tres mil 106 quilates, el cual fue encontrado en 1905, la casa joyera ha de haber desembolsado una buena suma de dinero.

No obstante, la gran diferencia entre el primer y segundo diamante más grande del mundo es su valor. En su momento, el diamante ‘Cullinan’, fue cortado en 105 gemas valiosas, pero a pesar de que LVMH ha declarado que también tiene la intención de triturar el diamante para convertirlo en zarcillos, anillos de compromiso, dijes y decoración de algunos de sus accesorios, pero puede que no sea tan buen negocio.

Este es el segundo diamante más grande del mundo

Pinterest

De acuerdo con El País, en 2019, la compañía habría señalado que el diamante “Sewelo”, es una gema de calidad variable, lo que significa que no producirá diamantes pulidos increíblemente valiosos. En contraste, la pieza completa puede valer una fortuna, por el simple hecho de que la piedra competa fue abstraída sin romperla.

Mientras que con respecto a su gran dimensión, Eira Thomas, presidenta y CEO de Lucara, dijo que “Karowe ha producido dos diamantes de más de 1.000 quilates en solo cuatro años, lo que confirma la probabilidad de recuperar más diamantes grandes y de alta calidad en el futuro” y por ende, que el segundo diamante más grande del mundo pierda su lugar, antes de lo pensado.