2019 fue clave para todos los fanáticos de Game Of Thrones, la serie más popular (e impresionante, no nos hagamos) de los últimos años llegó a su fin después de ocho temporadas y casi una década de adentrarnos en el mundo de Westeros. El desenlace de la historia fue uno de los más polémicos de la historia, por una parte hubo quien se sintió ofendido por cómo concluyó hasta unos cuantos que aplaudieron lo que pasó con Jon Snow, Daenerys Targaryen, Bran Stark y muchos más.

Aunque todo terminó el 19 de mayo de 2019 con el último episodio, HBO estaba planeando desde hace mucho tiempo una precuela de Game of Thrones. Esta nueva historia estaría situada unos 5,000 años antes de los sucesos de Canción de Hielo y Fuego, donde veríamos el origen de los White Walkers y la primera guerra entre los vivos y los muertos.

El reparto era uno de los más completos para una serie, teniendo a Naomi Watts como protagonista junto a Josh Whitehouse, Naomi Ackie, Denise Gough, Jamie Campbell Bower, Sheila Atim, Ivanno Jeremiah, Georgie Henley y muchos más. Todo pintaba para que fuera otro éxito para la cadena televisiva estadounidense, aprovechando el mega hype que dejó Game of Thrones, pero parece que jamás la podremos ver, les tenemos malas noticias a todos los fans. 

De acuerdo con información de Variety, HBO checó el piloto dirigido por S.J. Clarkson y que grabaron en el Norte de Irlanda pero lamentablemente no lograron convencer a los altos ejecutivos y sobre todo, no alcanzaron el nivel que manejaba la serie. Según la misma fuente, la showrunner encargado de la precuela, Jane Goldman, empezó a mandarle correos a los miembros del staff y a algunos actores para informarles de esta situación.

Esta solo era una de las precuelas que HBO comenzó a desarrollar antes de que terminara la serie original, pero gracias a este anuncio parece que detendrán todos los planes que tienen para reestructurar lo que harán y hacia donde llevarán las diferentes historias que envuelven a los sucesos de Game of Thrones.