El actor inglés Kenny Baker, mejor conocido por interpretar a R2-D2 en la saga de Star Wars

, falleció tras perder una larga batalla en contra de una enfermedad que padecía, la cual no ha sido especificada, informaron sus familiares en un comunicado. Tenía 83 años.

Durante 6 películas lanzadas a lo largo de casi cuatro décadas, Baker fue el encargado de estar detrás de este pequeño robot, conocido por algunos en español como “Arturito”. “Nos lo esperábamos, pero es triste de todas maneras. Ha vivido una vida larga, ha llevado enormes cantidades de felicidad a la gente y ha sido amado por todo el mundo, estamos orgullosos de él”, mencionó en el comunicado su sobrina Abigail Shield.

La primera participación del actor como R2-D2, fue en Star Wars de 1977, y la última fue en Star Wars: The Force Awakens, aunque ya se había anunciado que su lugar se lo dejaría a Jimmy Vee, para Star Wars: Episode VIII. Aún así, es uno de los actores que ha participado en más cintas de la saga de George Lucas, siendo superado sólo por Anthony Daniels, quien interpreta a C-3PO.

Además de Star Wars, Baker también participó en películas como The Goonies, Time Bandits de Terry Gilliam, Flash Gordon, y The Elephant Man de David Lynch.