¿Cuántas veces te amenazaron tus padres con que si no estudiabas, te sacaban de la escuela?, pues el estadounidense de 49 años, David Herzog, se la hizo efectiva a su hijo quien apenas cursaba la secundaria.

Consciente de que los desafíos y exigencias de la vida moderna no son los mismas que antes, a este hombre se le ocurrió que la mejor manera de orientar la vida de su retoño, Jordan, de 15 años, es que pase sus días jugando Fortnite, y que de esa manera pueda ganar dinero con el sudor de su frente.

La tirada de Herzog es que su pequeño los saque de pobres. Sí, piensa que el videojuego le remunerará lo suficiente como para volverse millonario y que Jordan no tendrá que trabajar en su vida. Como buen padre, dotó a su hijito (ojalá que el único) de las mejores herramientas: Equipos informáticos, altavoces, auriculares y todo lo necesario para que el joven pueda jugar a sus anchas. Eso sí, se gastó poco más de 32 mil dólares, confiando en que muy pronto la inversión iba a retornar.

El padre que sacó a su hijo de la escuela para que se haga millonario jugando Fortnite

Youtube

Jordan se despierta diariamente al filo del medio día, pasa dos horas tomando un cursillo online, con el que pretende sustituir la enseñanza en el cole, saca a su perro y en seguida, se pasa las siguientes 10 a 14 horas jugando Fortnite sin descanso. Su papá le lleva algo de comer mientras él mastica frente al ordenador. Lo cual puede llegar a ser muy divertido los primeros 15 días, pero ¿y luego?

El joven gamer lleva más de un año con la misma rutina y ya ha logrado duplicar la inversión inicial, pero de ahí a que se vuelva millonario, toda vía le deparan unas cuantas décadas atado al control. Lo decimos porque hace unos cuantos días se llevó a cabo la ‘Fornite World Cup’, el torneo más grande del videojuego, donde Jordan, ni siquiera estuvo cerca del top 10. De hecho ocupa el puesto 20 mil 600 en el ranking. ¡Ups!

El padre que sacó a su hijo de la escuela para que se haga millonario jugando Fortnite

Fortnite

Los gamers saben que no hace falta estar jugando Fortnite todo el día para avanzar, ya que este no es un videojuego de resistencia, sino de estrategia en grupo o solitario, algo que finalmente sí se aprende en la escuela. A Jordan aún le falta camino para acercarse a ‘Bugha‘ el ganador de la Copa Mundial 2019, quien ganó 3 millones de dólares, que digo no es como que no tendrá que trabajar en su vida, pero sí vivirá cómodamente un rato.

Lo peor de todo es que por estar todo el día pegado al joystick, el circulo de amistades de Jordan, se mide con el puño de la mano cerrada: cero. Aunque muchos estudios apuntan a que con los videojuegos se pueden desarrollar muchas habilidades, cualquiera estaría de acuerdo en que es prioritario que un adolescente desarrolle habilidades y lazos sociales, pero el joven gamer, discrepa.

El padre que sacó a su hijo de la escuela para que se haga millonario jugando Fortnite

Twitter:radiocorazon

“Los amigos vienen y van pero ésta puede ser mi carrera y todo mi futuro”, dijo Jordan al Boston Globe, mientras que David, piensa que su hijo “se encuentra en un gran momento que debemos aprovechar”, esperanzado a que los amigos lleguen en un futuro muy lejano. Pues asegura, “haberlo criado para esto”.