En su cruzada por detener o al menos desacelerar el cambio climático, un equipo de científicos dio con la mejor solución que se ha pensado en la historia: ellos quieren “apagar” el Sol. Porque claro, lo único que se debe hacer es buscar el interruptor de esta estrella y colocarla en la parte que dice “OFF”. ¡Pan comido!

Pero dejando a un lado el sarcasmo, un estudio reciente realizado por estudiantes de Harvard, Princeton y el MIT, sugiere que, para mitigar los efectos del calentamiento global, primero es necesario disminuir la intensidad de los rayos solares. Para esto tendrían que desarrollar un compuesto que permitiera desviar la luz del Sol, de modo que no llegue directamente a nuestro planeta.

Obviamente, no se trataría de una tapadera gigante como la que el señor Burns intentó colocar para sembrar la oscuridad en Springfield. Se trata más de un sistema capaz de introducir partículas en nuestra atmósfera, de modo que estas pudieran reflejar la luz solar desde grandes alturas. Algo así como un bloqueador para la Tierra.

Aunque la tapadera de Burns también era una idea ganadora…

Con la cantidad correcta de partículas, el estudio sugiere que la tasa de aumento de las temperaturas podría reducirse a la mitad, lo que beneficiaría al planeta sin dañarlo. De hecho, el autor de la investigación dijo que lidiar con el calentamiento global de esta forma, sería como tratar a una persona con presión alta.

“La analogía no es perfecta, pero la geoingeniería solar es un poco como un medicamento que trata la presión arterial alta”, dijo Peter Irvine, el autor del estudio en Harvard. “Una sobredosis sería perjudicial, pero una dosis bien elegida podría reducir sus riesgos. Por supuesto, sería mejor no tener presión arterial alta en primer lugar, pero una vez teniéndola, además de tomar decisiones de estilo de vida más saludables, valdría la pena considerar tratamientos que podrían reducir sus riesgos”.

De acuerdo con la investigación, que fue publicada en Nature Climate Change, esta sólo sería una medida para ralentizar el cambio climático en el mundo. Después de todo, aún tenemos que lidiar con una problemática importante, como lo es la alta emisión de dióxido de carbono que se produce a causa de la irresponsabilidad humana.

Para observar los efectos de lo que están proponiendo, los científicos utilizaron un modelo de alta resolución para simular las precipitaciones extremas y los huracanes tropicales. Utilizando su geoingeniería solar, los científicos determinaron que el planeta se enfriaría en todas partes, mientras que los cambios en el agua y las precipitaciones extremas también serían moderadas.

Conociendo toda esta información, la premisa de “apagar el Sol” ya no suena tan descabellada. Ahora sólo sería cuestión de que los expertos pusieran en marcha este experimento, que sin duda sería bastante interesante de ver.