¡¿Cómo?! Científicos en Japón lograron activar las células de un mamut de hace 28 mil años Geek

¡¿Cómo?! Científicos en Japón lograron activar las células de un mamut de hace 28 mil años

Hace casi 30 mil años habitó sobre esta tierra un mamut llamado Yuka. Tristemente vivió tan solo dos años y su cuerpo fue hallado apenas en 2011 en la región de Yakutsk, en Siberia. Hoy, científicos aseguran que “revivieron” las células de este gigante mamífero. 

Cuando los investigadores encontraron el cuerpo de Yuka, este se encontraba en buenas condiciones debido a que estaba congelado. Así lo mantuvieron para su investigación y recientemente un grupo de científicos en Japón extrajo células de la médula ósea y del tejido muscular del mamut para luego inyectarlas en los núcleos celulares de los ovocitos de ratones vivos. 

¡¿Cómo?! Científicos en Japón lograron activar las células de un mamut de hace 28 mil años

Vía BBC

Los ovocitos son células germinales femeninas que intervienen en el proceso reproductivo ya que son las que se convierten en óvulos maduros. En el experimento, estos ovocitos presentaron cambios estructurales que preceden a la división celular, según explica BBC. 

“Esto demuestra que a pesar de los años todavía puede producirse una actividad celular. Hasta ahora, numerosos estudios se han concentrado en el ADN fósil y no en el hecho de saber si todavía funciona, comentó Kei Miyamoto, uno de los autores del estudio publicado en la revista Scientific Reports.

Pese a que esto indica un gran avance a nivel celular, Miyamoto también dijo que ninguno de los ovocitos entró en la fase de división celular, algo fundamental para que pueda producirse vida de otra especie. 

¡¿Cómo?! Científicos en Japón lograron activar las células de un mamut de hace 28 mil años

Vía BBC

“Nos dimos cuenta de que los daños sufridos por las células eran muy profundos. Ni siquiera vimos división celular y por eso tengo que decir que estamos muy lejos de la reproducción de un mamut. Necesitamos nuevas tecnologías, queremos intentar varias aproximaciones. Una vez que obtengamos núcleos celulares en mejores condiciones podremos avanzar a la fase de división celular“, agregó Miyamoto.

Aun si no veremos a un mamut vivo en nuestros tiempos -por ahora-, el avance de reactivar las células del mamífero traerá beneficios para el mundo de la ciencia, como que los investigadores podrán extraer información de los inicios de la vida y la evolución. 

“Las especies antiguas poseen información invaluable sobre la base genética de la evolución y los factores que llevan a la extinción”, concluyó Miyamoto.

¡¿Cómo?! Científicos en Japón lograron activar las células de un mamut de hace 28 mil años

Vía BBC

Comenta con tu cuenta de Facebook