La Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) está próxima a mandar una misión para estudiar al asteroide Bennu, asteroide que se conoce desde 1999 y que por su trayectoria temen que algún día pueda estrellarse contra nuestro planeta entre el 2175 y el 2196.

OSIRIS-REx

, es el nombre de la sonda que la NASA mandará para recoger muestras de la superficie del asteroide, así lo explicó Dante Lauretta, profesor de Ciencias Planetarias en la Universidad de Tucson, Arizona, y quien lidera la misión.

nasa-osiris-rex-asteroide-bennu

De acuerdo con Mirror, este asteroide se puede ver desde la tierra cada seis años, pero se espera que para el 2135 pase entre nuestro planeta y la luna, lo que podría afectar su órbita atrayéndolo hacia la tierra.

Los astrónomos de la Estación Espacial han declarado que si este asteroide llegara a cocar contra la Tierra podría causar “un inmenso sufrimiento y muerte”, por eso a principios de septiembre mandarán la misión no tripulada a recorrer los 500 metros de diámetro del asteroide.

Los científicos encargados de la creación de OSIRIS-REx tienen un gran reto, pues la sonda tendrá que viajar durante dos años para llegar al asteroide, sin embargo sus creadores consideran que el tiempo del viaje espacial no es mayor problema, reportando que esperan que OSIRIS-REx llegue a Bennu en 2018 y regrese con una muestra de la superficie en 2023.

nasa-osiris-rex-asteroide-bennu-1

Uno de los principales objetivos de esta misión es determinar cómo la órbita de Bennu puede verse afectada por la luz solar. El asteroide viaja alrededor del Sol a una velocidad de 101.389 kilómetros por hora y emite radiación térmica en diferentes direcciones en su rotación.

Esperemos que este no sea el principio del fin, sino al menos ya sabremos cómo acabará e planeta…

asteroide-bennu-fin-planeta

Fotos: NASA