Tal vez sea 2019 y las actualizaciones de Windows sean la cosa más lenta que le pueda pasar al ser humano, pero cierto es que a diferencia de Apple, ha sabido posicionarse como el sistema operativo para escritorio más popular en el mundo. 

Según informa The Verge, en diciembre, Windows 10 obtuvo más del 39 por ciento de participación en el mercado de sistemas operativos para escritorio, mientras que Windows 7 alcanzó menos del 37 por ciento. Asimismo el informe dio a conocer que al menos más de 700 millones de dispositivos ahora funcionan con Windows 10. Entre estos se puede incluir a las PC, Xbox One, tablets y por supuesto, los teléfonos.

A partir de 2015, Microsoft comenzó una campaña para que sus dispositivos dejaran atrás a Windows 7 para darle paso a una actualización y que el sistema operativo se convirtiera en Windows 10. Desde entonces, durante tres años la compañía estuvo fabricando este éxito que deja por debajo a empresas como Apple. 

Originalmente, cuando Microsoft lanzó Windows 10 esperaba alcanzar un billón de dispositivos en un lapso de tres años, pero no lo logró. A pesar de esto hoy se posiciona como uno de los sistemas operativos más utilizados a nivel mundial e incluso superó a su predecesor que hasta ahora, trata de mantenerse fuerte a pesar de los intentos de la empresa de “presionar” a los usuarios a que actualicen el sistema operativo de sus dispositivos.

Esta noticia sobre Windows 10 viene justo un año antes de que Microsoft concluya su apoyo para el sistema operativo Windows 7, el cual será el 14 de enero de 2020. En cuanto al actual sistema operativo, Microsoft tiene que revisar presupuesto y demás para poder actualizar Windows 10.