Si muchos de nosotros ponemos el grito en el cielo al encontrar una indefensa arañita de poco más de un centímetro merodeando por nuestra casa, imagínense a reacción de la joven australiana, Laree Clarke, al toparse con una araña gigante de alrededor de 30 centímetros que caminaba en los techos de su hogar, mientras cada uno de los ocho ojos del gigantesco arácnido la miraban fijamente. Una escena más espeluznante que Anabel y El Conjuro juntas. ¡Qué terror!

Por más que la joven nativa de Townsville se pellizcaba, para despertar de la pesadilla, lo que veía era tan real, como esas largas patas que se deslizaban por uno de los muros. El arácnido era más grande que la tarántula Goliat,  y mucho más terrorífica que la temida araña migala, nativa de América del Sur. No había duda, lo más parecido a la araña gigante era una de las crías de Aragog, la enorme mascota de Hagrid en Harry Potter.

¡WTF! Esta araña gigante se resguardó en una casa de Australia

Facebook

Y es que, no es ningún secreto que en Australia viven los animales más peligrosos del mundo: El tiburón Toro, la Serpiente Marrón Oriental, el Caracol cono, entre muchos etcéteras más, pero la araña gigante que se resguardó el hogar de Townsville, en Queensland, era digna de una fiesta de Halloween. Clarke, desesperada, sabía que era el momento en que sus amigos demostraran qué tanto estaban dispuestos a hacer por ella.

Ante la ausencia de cualquier valiente, terminó por pedir ayuda en Facebook para deshacerse de semejante criatura. “¿Hay alguien que pueda sacar esto de mi casa?” escribió y acompañó al texto con dos imágenes en las que se podía apreciar el terror en toda su expresión, pero entre las respuestas a su publicación, los usuarios de la red social, estaban de acuerdo en que solo había una cosa por hacer: “Este es el momento más adecuado para quemar la casa. Solo hazlo y corre”.

¡WTF! Esta araña gigante se resguardó en una casa de Australia

Facebook

Pero bien dicen que las apariencias engañan, aunque las características de la araña cazadora gigante son escalofriantes, esto no significa que representen algún peligro para el hombre. En realidad, son algo quisquillosas en su dieta a base de insectos y algunos mamíferos pequeños.

Hace poco, una de estas arañas gigantes se comió una zarigüeya en frente de algunos turistas que paseaban en Tasmania, volviéndose viral por la impresionante escena. Aunque la Heteropoda Maxima es una de las arañas más grandes en todo el mundo, su mordedura en humanos no provoca otro efecto más que un intenso dolor por breve tiempo. Y aunque por su aspecto definitivamente no ganará un concurso de belleza, varios aracnólogos del mundo entero podrían dedicar su vida entera al estudio de esta especie.

A pesar de todo eso, nosotros preferimos verlas nomás por internet. ¿Y ustedes?