O sea, sí, usos y costumbres de cada país, y generalmente uno es el que tiene que acatar las reglas y normas del lugar en el que estemos, pues bien se sabe que aún existen países en los que la censura es el pan de cada día… sobre todo en medio oriente. Pero esta ocasión, la lamentable historia no es de ninguna mujer iraquí que haya enseñado accidentalmente el tobillo, sino de una TURISTA en Filipinas.

Resulta que esta mujer que muy alegremente iba a vacacionar al país de Manny ‘Pacman’ Pacquiao, fue arrestada después de que su bikini causara indignación entre los presentes, y a pesar de que ella argumentó que su atuendo era una “forma de arte”, la policía la ajustició y le dejaron ir una multa, aparte de que obligaron le pidieron amablemente que se cubriera con pantalones cortos y una camiseta.

Según lo que reporta The Sun, el personal del hotel le advirtió el primer día que su atuendo era inapropiado para estar en dicho espacio, y al día siguiente, decidieron tomar cartas en el asunto después de que los locales llamaron a la policía… ya que Lin hizo caso omiso de la petición.

Lin, proveniente de Taiwan, dijo a los policías que su bikini era una “expresión personal”, mientras que su novio afirmó que eso es “normal en su país” y una forma de que su pareja “se exprese con confianza”, pero al parecer los filipinos no piensan de la misma manera. 

Foto: The Sun

La multa fue de 38 euros (algo así como 700 pesos), y aprovecharon para dar un mensajito a los demás turistas de que estos atuendos están prohibidos, y es que según la jefa de policía Jess Baylon, “literalmente el bikini es una cuerda, y esto es inaceptable en nuestro país“.

¿Ustedes qué opinan? ¿Doble moral? ¿Sí se pasó con su bikini porque #QueAlguienPienseEnLosNiños? ¿Qué diría Lady Coca Cola al respecto?