Y en su ya gustada sección de: AAAAATCHIAAA… hoy les traemos la historia de esta tóxica bonita relación con todo el espíritu del ya famoso ‘amor apache’ que a pesar de que podría resultar algo ‘cómico’ por cómo sucedió, no perdamos de vista que cuando los celos llegan a escalar hasta la agresión física, ya no está tan chistoso… 

Bien hemos visto historias de celos enfermizos… están desde los más leves, que si el novio se enoja porque la novia sube fotos sin él, o que si ella se enoja porque a él le dan ‘like’ sus amiguitas, hasta los niveles más preocupantes y desagradables, en los cuales ya hay agresiones físicas de por medio.

Pues, resulta que se está viralizando un video en el que es captada una mujer dándole santa guamiza al que presuntamente es su pareja, a bordo de un avión, y todo porque el cusco susodicho se andaba echando un taco de ojo con las azafatas. Al menos así lo afirmó la enfurecida damita. Atchiaaa…

En el video se ve cómo la sulfurada mujer le empieza a gritar a su pareja, y a pesar de que las azatafas le dicen que mida su vocabulario porque detrás de ella hay niños, esta se pasa por el arco del triunfo la indicación y sigue dándose vuelo con toda su furia desatada. 

No bastándole con eso, cuando las mismas azafatas le pidieron al hombre que se ponga de pie para –suponemos– cambiarlo de lugar y tomar cartas en el asunto, esta le aventó su bolsa cual Thor aventando su martillo. 🙁

CELOSA

Foto: Especial

Como consecuencia de eso, uno de los pilotos le dijo a la mujer que la iban a acusar de agresión, pero a ella, una vez más, le importó 500 kilogramos de…

Sí, el video chistoso y lo que quieran, pero este tipo de agresión no está padre. Más que reírnos, seamos conscientes de lo que estas actitudes conllevan y trabajemos en buscar la tan esperada equidad de género. En otras palabras, si esta agresión hubiera sido de un hombre a una mujer, ¿el enfoque sería igual?