En los últimos años hemos conocido muchos casos de maltrato animal que no sólo nos hacen derramar la lágrima, también nos hacen cuestionarnos qué tienen en la cabeza las personas que se atreven a lastimar a un pobre ser vivo indefenso por diversión, enojo, o cualquier otra razón que se les ocurra.

En esta ocasión hablamos concretamente del caso de una perrita poodle llamada ‘Chiqui’, que fue rescatada de un basurero en Colombia, y después fue adoptada. Pero lo que parecía ser una bonita historia con final feliz resultó todo lo contrario, ya que la supuestamente la nueva dueña de esta suave amiguita le cortó la lengua para que así no pudiera ladrar. Mundo enfermo y muy triste.

Foto: Amoranimal

Algunos medios locales dieron a conocer la historia de ‘Chiqui’, quien fue rescatada de un basurero en el municipio de Malambna, y después recibió ayuda y atención médica por parte de una organización ambiental, que posteriormente se encargó de buscarle un hogar a esta bonita perrita, oportunidad que llegó cuando una mujer llamada Sandra Risco, llegó al refugio de animales asegurando que una persona de nombre Angélica Donado quería hacerse cargo de la perrita. 

Como la señora Angélica cumplió los requisitos para la adopción, ‘Chiqui’ se fue a su nuevo hogar, pero cuatro días después, la canina fue regresada al refugio, ya que la nueva dueña aseguraba que su mascota no comía y su boca tenía un olor muy fuerte. Fue entonces cuando encontraron a la perrita con signos de deshidratación, un golpe en la cabeza y con la sorpresa de que sólo conservaba el 30% de la lengua. 

“No saben cuanta tristeza siento de ver a Chiqui, con su boca necrosada, lengua llena de gusanos, comida o cortada (tiene un corte lineal, recto) casi hasta la mitad como pueden ver en la foto donde se le hizo la limpieza, muy decaída, muy débil y tristeza en sus ojitos”, dijo Mely Hernández, responsable del refugio. Por otro lado, Angélica asegura que la perrita no ladraba desde que la adoptó, y que tiene unos supuestos chats en donde asegura que es la responsable del refugio quien le entregó al animalito en malas condiciones.

Sean peras o manzanas, abogados y defensores de los animales ya investigan este caso, para catigar a quien o quienes resulten responsables del daño físico que sufrió la pobre “Chiqui”. 😞

Con información de: Radio Fórmula