La música es uno de los placeres más grandes de la vida… y la comida también. ¿Qué puede ser mejor que estas 2 cosas? Pues que tal la unión de ellas, o al menos escuchar música mientras comemos.

comida3

Pero ¿cuál es la música ideal para acompañar un buen platillo?

Captura de pantalla 2016-03-05 a la(s) 18.42.46

El psicólogo Charles Spence, de la Universidad de Oxford, ha dedicado su carrera en analizar los estímulos que recibimos a través de los sentidos. Las sensaciones que hacen que disfrutemos más o menos de una experiencia concreta.

Por lo mismo, Charles ha realizado varias pruebas para determinar que tipo de música es la mejor para acompañar una comida. Y no, no existe un género universal para comer.

comida2

Según su última investigación, cada tipo de comida debe de ser acompañada por un estilo musical muy específico. Así que para disfrutar un plato de comida China, lo mejor es escuchar música pop, mientras que la comida italiana se degustar mejor con una buena ópera.

Comida India: Rock y Música Indie

I Bet You Look Good On The Dance Floor – Arctic Monkeys
Ever Fallin in Love? – The Buzzcocks
Mr. Brightside – The Killers

Comida Italiana: Música Clásica

Las Cuatro Estaciones – Vivaldi
Nessus Dorma – Pavarotti
Guillermo Tell – Rossini

Comida China: Pop

Sing – Ed Sheehan
Blank Space – Taylor Swift
Never Forget You – MNECK

Sushi: Jazz

Feelin Good – Nina Simone
What a Wonderful World – Louis Armstrong
Take Five – Dave Brubeck

Thai: Jazz

One for my baby – Frank Sinatra
Sing Sing Sing – N¡Benny Goodman
You and I – Micheal Buble

Estas conclusiones salieron después de que Spence, reclutara más de 700 voluntarios que probaron distintos platos mientras sonaba uno de los 6 géneros a analizar. Después de esta experiencia multisensorial, los participantes evaluaron de 1 a 10 las comida degustada.

Obviamente, la música no fue el único elemento a analizar. Spence también ha estudiado cómo factores tan imperceptibles como la orientación de los elementos de un plato o la forma de los vasos (¿por qué no?) pueden altera nuestra percepción de los alimentos.

Y bien, Spence se ha convertido en una especie de asesor para varios restaurantes. Y bueno, hagan su playlist para comer y bon a petit.

Vía: Muy Interesante