Foto ilustrativa: Getty images

“Crónica de un día en área COVID”: El hilo de Twitter que nos enseña cómo enfrenta un médico al coronavirus

Miles de testimonios nos han tocado el corazón desde que la pandemia llegó a nuestras vidas. Pero de entre todos ellos es innegable que los realizados por los trabajadores de la salud ocupan un lugar especial. Tal es el caso del hilo de Twitter compartido por el Dr. Alejandro Castillo: “Crónica de un día en área COVID”, un relato que nos cuenta cómo es el día a día de un médico internista que ve de frente al coronavirus.

"Crónica de un día en área COVID": El hilo de Twitter que nos enseña cómo enfrenta un médico al coronavirus

Foto ilustrativa: Getty images

7:30 Llego al hospital. Todos con cubrebocas, alcohol en gel por todos lados, saludas “con los ojos”. Pláticas de lejos, la mayoría con uniforme quirúrgico”… así comienza el relato hecho por el Dr. Alejandro Castillo, creador de la cuenta de Twitter @MediCasos, y del sitio web Aprendiendo a ser médico.

 

El equipo de protección para ingresar al área COVID

En su relato, el Dr. Alejandro Castillo explica todo el equipo que un médico debe portar antes de ingresar al área COVID del hospital. “Gorro, botas, goggles, tyvek, mascarilla, dos pares de guantes, bata desechable. También me dan una pijama para encima de mi pijama”, relata (como que tener que usar un cubrebocas para salir a la calle ya no suena tan mal, ¿verdad?).

 

De acuerdo con el admirable testimonio que comparte en redes sociales, en su lugar de trabajo un día “bueno” consiste en la atención de unos 20 pacientes; en un día “malo”, el número puede incrementar hasta los 80 casos.

El esfuerzo para atender a un solo paciente

El médico internista explica de forma breve todo lo que implica la revisión de un sólo paciente intubado por coronavirus, lo que nos da una idea del cansancio físico y mental que representa enfrentar cara a cara al principal antagonista de la humanidad en esta pesadilla titulada 2020.

 

 

 

Tres horas después de comenzar su turno, explica, apenas lleva dos pacientes intubados y le faltan tres. Pasa una hora más y cuenta que ya lleva varios cambios de guantes, bata y los lentes se le han empañado al menos cinco veces. Ese día llega un problema mayor, un paciente grave de 130 kilos a quien deben intubar.

 

A veces gana el coronavirus

Posterior a la atención de los pacientes, comienza otro de los pasos más complicados (como si todos los anteriores no lo fueran ya). Hacer las notas y notificar a los familiares el estado de su paciente. “Agarro el teléfono y empiezo a marcar. Algunos contestan otros no. Todos lo mismo: hoy está muy grave su familiar. Probablemente fallezca. *se oye llanto*”, comenta en su relato.

Tristemente, la “Crónica de un día en área COVID” no termina sin lo peor: un fallecimiento. El Dr. Castillo relata cómo es ese momento en que un paciente muestra complicaciones y, a pesar de la rápida reacción de esos héroes llamados médicos, el coronavirus se cobra una víctima más, ayudado por sus mejores aliados: obesidad, diabetes e hipertensión.

 

 

Y afuera… muchos subestiman al COVID

Después de eso parece que ya nada logrará golpearnos más, pero nos equivocamos. El Dr. Castillo cuenta que sale del hospital y entonces se enfrenta a otra realidad… la de la gente que, afuera, subestima al coronavirus.

 

 

Sólo el personal médico puede entender ese sentimiento. El sentimiento de cuidar así a una persona, ver morir a otra, y luego ver en las calles que algunos ni siquiera intentan cuidarse a sí mismos. Y después de eso, después de todo eso… finaliza apenas su primer turno. 

Diarios de Hospital: Horas en Terapia Intensiva… salir y ver los parques llenos