Aunque muy desabrido su reto, el secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa, tuvo respuesta de otros tres miembros del gabinete que, no teniendo chamba importante que hacer, acudieron hasta la feria México Alimentaria 2016: Food Shows, para presumir sus nulos dotes culinarios.

En el reto de cocina, consistente en ver qué secretario se rifaba con el mejor guacamole, la cosa estuvo algo reñida: tanto José Calzada (Agricultura), como Narro (Salud), De la Madrid (Turismo) y Ruiz Massieu (SRE), se pasaron por el arco del triunfo los consejos previamente ofrecidos por los chefs Mariano Sandoval y de Mónica Beteta, pero a final de cuentas, la salsa que resultó menos agresiva al paladar de los jueces fue la de la encargada de Relaciones exteriores, quien con su receta basada en chicharrón prensado y cebollitas de cambray, pasó por encima de la extraña mezcla de coco y piña del ex rector de la UNAM y el nada sorprendente guacamole en molcajete, ejecutado por Calzada.

Al hacerle entrega del trofeo que reconoce la supremacía de Massieu en el arte de escoger y martajar los aguacates, el chef encargado de hacerle los honores señaló que fue sorprendente la técnica y la mezcla de ingredientes aplicada por la secretaria.

Aunque no venía mucho al caso, la titular de la SRE señaló que Estados Unidos es un “país que se ha vuelto el primer consumidor también  y entonces, ya el guacamole también es un platillo que nos ha permitido conquistar Estados Unidos”.

reto-guacamole2

Y bueno, ya que reveló cuál será una de sus armas para batalla al gobierno estadounidense, pues también habrá que revelar cómo se llevó el primer lugar del reto:

“Lo que hicimos fue picar en cuadritos el aguacate y, previamente, habíamos ya preparado una salsa martajada de chile serrano asado, cebollita de cambray en lugar de la otra cebolla, ajo asado (…) con limón, un poquito de sal, cilantro, aceite de oliva y después lo mezclamos con el aguacate en cuadritos, un poquito de chicharrón prensado que freí en casa y como toque final, chile pasilla asado, luego lo pulvericé”.

No pues sí se ve sabrosa.