La tecnología avanza a pasos agigantados, de eso no nos queda duda, pero no podemos negar que conforme salen nuevos adelantos más miedo nos da por lo que se puede hacer con todas esas cosas. Gracias a series como Black Mirror (muy a su manera), nos han enseñado que de alguna u otra manera esta puede hacernos pasar momentos muy extraños, como lo que le pasó a esta niña.

Resulta que en Missisipi una familia se quedó insegura después de que un hacker lograra entrar a la cámara de una de sus hijas para hacerla pasar un mal momento. Ashley LeMay, es el nombre de la madre de dicha familia, que durante el pasado Black Friday adquirió dos cámaras Ring, con la finalidad de darle seguridad a su hija de ocho años y poder estar con ella a la distancia mientras cubre sus labores nocturnas en un hospital.

De acuerdo con medios locales que platicaron con la madre de familia, el miedo empezó cuando de repente y sin esperarlo, desde el cuarto de su hija se empezó a escuchar “Tiptoe Through the Tulips”, una de las canciones que más se han utilizado en las películas de terror. Esto hizo que la niña se acercara de inmediato al cuarto para ver qué era lo que pasaba pero lo extraño no terminó ahí.

Cuando la pequeña entró a la habitación la melodía paró y un hombre extraño intentó iniciar una conversación con ella. Para intentar ganar su confianza, esta voz empezó a decirle que era su mejor amigo y que incluso se trataba de Santa Claus. Después le dijo a la niña que podía hacer lo que ella quisiera, como romper la televisión o ensuciar su cuarto, para unos segundos después hacer algunos insultos raciales.

Si no nos creen esta historia tan creepy, chequen a continuación el video en el que el supuesto hacker logra entrar a la cámara de la niña y empieza a hablar con ella: 

Tras toda esta situación, la niña le dijo que no sabía quién era y de inmediato salió corriendo hacia donde estaba su papá para decirle que algo raro estaba ocurriendo con la cámara, quien después de escuchar lo que su hija le dijo optó por de plano apagarla.

Según los primeros reportes, este tipo de cámaras tienen acceso a visión nocturna, transmisión de vídeo HD, micrófono y altavoz para hacer conversaciones. ¿Qué quiere decir esto? Muy fácil, que esta persona no solamente podía platicar con ella, sino que también podía observarla en tiempo real. Hasta el momento las autoridades no han encontrado al responsable de todo esto.

El fabricante de las cámaras ya respondió

Ring, la empresa que produce las cámaras ha recibido varias solicitudes para que se corrijan los errores de seguridad en sus productos. Por su parte, ellos han insistido hasta el cansancio que no existe una violación o compromiso de la seguridad y asegura que no hay fallos en el sistema.

Según un comunicado difundido por Digital Trends, este tipo de ataques suceden gracias a “malos actores” los cuales reutilizan credenciales robadas que se filtran de un servicio a otro, ya que los usuarios normalmente tienen una contraseña para casi todas las cosas que la requieran.