En las últimas horas se ha dado a conocer en todas partes del mundo el caso de Hilda, de 87 años, y su esposo Hugo, de 92, una pareja de ancianos que luego de ser desalojada de su hogar fue abandonada por uno de sus hijos en un bar ubicado en la ciudad de Rosario, Argentina, un caso que ha conmovido a varias personas en internet y que nos ha puesto a reflexionar la importancia de cuidar y procurar a nuestros adultos mayores.

La triste historia de los abuelitos que fueron abandonados en un bar por su hijo y que conmovió a todo el internet

Foto vía: La Nación

El hecho ocurrió el pasado 6 de junio en dicho país latinoamericano. De acuerdo con medios locales como La Nación, Hilda y Hugo –quien recientemente sufrió de un derrame cerebral- fueron desalojados del departamento donde vivían porque no podían pagar el alquiler. Uno de sus hijos, quien vivía con ellos desde hace años, los llevó hasta un bar y los dejó allí prometiéndoles que iba a regresar por ellos luego de que terminaran de comer. El sujeto nunca regresó.

María Inés, la locataria del lugar llamado Megabar, contó a Infobae que los señores llegaron a su negocio con un par de bolsas en donde llevaban algunas de sus pertenencias. Transcurridas algunas horas, los empleados notaron que la pareja de ancianos no hablaba y se notaba algo nerviosa, por lo que la mujer se acercó a ellos y supo la situación por la que estaban atravesando además de la razón por la que no se iban de ahí, pues esperaban a que pasaran por ellos. 

La triste historia de los abuelitos que fueron abandonados en un bar por su hijo y que conmovió a todo el internet

Foto: Telefe Noticias

En ese momento María Inés se dio cuenta de que el hijo de los viejitos los había abandonado y que no regresaría, así que marcó a las autoridades quienes le pidieron que los mantuviera en su negocio hasta que llegaran por ellos y en lo que los policías se dirigían al departamento donde vivía la pareja para encontrar a su hijo. “No tenían teléfono, estaban muy débiles, sucios y tenían solo las bolsas con ropa y perchas. Ella (Hilda), por ejemplo tenía pis encima. Era muy triste verlos”, detalló la dueña del bar.

Luego de pasar siete horas dentro del bar, los viejitos fueron llevados entre lágrimas a la comisaría 5º de la ciudad; no podían creer que su hijo los había dejado a su suerte y no regresaría por ellos. El caso conmovió tanto a todos los habitantes de Rosario y a las autoridades locales que muchas personas iban a comenzar una colecta para pagarle a los viejitos una noche de hotel y no tuvieran que quedarse en la comisaría. Sin embargo, al poco rato llegó Raúl, el otro hijo del matrimonio, quien se los llevó a vivir a su casa. 

La triste historia de los abuelitos que fueron abandonados en un bar por su hijo y que conmovió a todo el internet

Foto: Especial

Raúl le comentó al mismo portal que no se lleva bien con su hermano desde hace años y por eso casi nunca frecuentaba a sus padres, aunque siempre intentó estar al pendiente de ellos a través de llamadas telefónicas. Sin embargo, le sorprendió un poco encontrar a sus papás en ese estado, pues nunca supo que tuvieran problemas económicos aunque sí era consciente de que su hermano los maltrataba, ya que varios vecinos le comentaban que seguido se escuchaban gritos en el departamento. 

“Con mi hermano Hugo no tenemos contacto hace mucho tiempo, por eso me sorprendió todo lo que pasó porque desconocía que fuera tan grave. Pero por lo menos hoy tienen dónde dormir y un plato de comida”, dijo Raúl entre lágrimas, quien también detalló que su hermano sufre de algunos problemas mentales y que su madre teme que pueda atentar con su vida luego de todo lo que pasó. “Esperemos que no, igualmente mi preocupación principal son mis viejos, no lo que pueda hacer Hugo”. 

La triste historia de los abuelitos que fueron abandonados en un bar por su hijo y que conmovió a todo el internet

Foto: Especial

A pesar de lo ocurrido y de la edad de los afectados, el matrimonio de pronto tiene ratos de lucidez en el que hablan con Raúl del abandono que sufrieron. Hugo de repente quiere salir a buscar a su hijo que lleva el mismo nombre e Hilda, por su parte, llora porque no puede creer que le esté sucediendo esto: “No puede ser que no venga a darme un beso”, le dice a Raúl, quien tampoco puede explicarse cómo las cosas terminaron así para sus padres.

La triste historia de los abuelitos que fueron abandonados en un bar por su hijo y que conmovió a todo el internet

Foto: Especial