Este miércoles, una potente tormenta de arena hizo que varios locales tuvieran que cerrar y que las personas permanecieran dentro de sus casas debido a que provocó que una gran e inmensa nube naranja cubriera las calles de El Cairo.

La densa nube de arena redujo casi al 100 por ciento al visibilidad en las calles, por lo que un cúmulo de transeúntes tuvo que refugiarse mientras que conductores se vieron en la necesidad de reducir su velocidad puesto a que era casi imposible ver algo.

“El color del aire está cambiando. Hay una especie de niebla. No se puede ver nada, así que espero que Dios nos ayude a salir de esta, ya que vamos en moto, comentó un conductor a Reuters.

Así como la tormenta de arena afectó las vías terrestres, también lo hizo por cielo y mar, donde tanto aviones como barcos se vieron forzados a retrasar sus viajes hasta que la arena se disipara un poco.

Pese a lo peligroso de la situación, la nube se va dispersando poco a poco y, a su paso, ha ido dejando grandes paisajes color sepia captados en fotografías. Acá te van los más impresionantes:

Al menos es arena y no suciedad como luego ocurre en la Ciudad de México…