Mientras Tanto

Intenta comer lo que ciclista de la Tour de France y falla asquerosamente

¿Cuántas veces al ver lo que se empaca un atleta de alto rendimiento despectivamente decimos: “nahh, yo me lo empaco, nomás con una coca light”? Pues para dejar a un lado las especulaciones y entrar en materia, un periodista noruego uso su estómago como conejillo de indias de tan atascado experimento y se metió lo que en un día de competición ingiere un ciclista de la Tour de France.

¿Cuántas veces al ver lo que se empaca un atleta de alto rendimiento despectivamente decimos: “nahh, yo me lo empaco, nomás con una coca light”?

Pues para dejar a un lado las especulaciones y entrar en materia, un periodista noruego uso su estómago como conejillo de indias de tan atascado experimento y se metió lo que en un día de competición ingiere un ciclista de la Tour de France.

El menú consistió en un omelet, tres rebanadas de pan, yogurt, medio litro de licuado, un vaso de jugo de naranja, un cafecito, avena, cien gramos de pasta… y eso nada más para empezar.


Nicolay Ramm, nombre del intrépido sujeto, grabó su intento de ingerir más de 8 mil calorías… cosa que no acabó muy bien que digamos: después de consumir 4 mil calorías en cinco horas, el noruego ya andaba cantando Oaxaca. Vale la pena recordar que lo “normal” es ingerir 2 mil calorías por día.

Aunque le empacó sabroso, al periodista de la NRK le faltó aventarse los 200 kilómetros que aproximadamente recorren los ciclistas que compiten en la Tour de France, ruta que este año abarca cerca de los 3 mil 360 kilómetros llenos de subidas, bajadas y más obstáculos que necesitan de una dieta hipercalórica para ser sorteados… Ahora sabemos que no todos la aguantan.

*Vía dn.pt

Comenta con tu cuenta de Facebook

Top Relacionadas
:)